En Región del Biobío se dio inicio a la Mesa Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo

La Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (PNSST) permite al país avanzar en la disminución de accidentes laborales y enfermedades profesionales, a través de un cambio cultural que busque dar un salto hacia la prevención de los riesgos.

En presencia de diversas asociaciones sindicales, instituciones, empresas de la  y autoridades regionales, la Seremi del Trabajo y Previsión Social, Victoria Fariña, junto al Intendente de la región, Rodrigo Díaz, lanzaron la Mesa Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo. La instancia tripartita constituye la bajada local de la Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, aprobada en agosto del año pasado por la Presidenta Michelle Bachelet.

Una de las características principales de esta Política, uno de los compromisos presidenciales de la Presidenta Bachelet, es que significa un cambio paradigmático para desarrollar y promover una cultura preventiva dirigida a toda la sociedad en materia de seguridad y salud en el trabajo. Además, incorpora la perspectiva de género, la inclusión, la participación, el diálogo social, la formación y la fiscalización continua dentro de sus principios.

El Intendente del Biobío valoró la constitución de esta mesa y señaló que las ventajas de comenzar a trabajar con este enfoque son múltiples. “Desde hace muchos años se ha determinado que no es incompatible pensar en aumentar la productividad de una empresa con aumentar los niveles de seguridad y de salud en el trabajo, por el contrario, ambos elementos son sustanciales para lograr una mayor productividad en la empresa. Me alegra mucho que la apuesta sea seguir avanzando en generar espacios de confianza y de coordinación, para poder tener trabajo”.

Por su parte, la Seremi del Trabajo y Previsión Social, Victoria Fariña, se mostró entusiasta con la labor que se viene, que involucra trabajar con las distintas áreas productivas del Biobío. “La política lo que nos señala son compromisos, principios y objetivos generales. La idea es que los podamos transparentar y hacerlos efectivos en la región, pero aquí sí hay que considerar la situación territorial. Nosotros tenemos una gran actividad forestal, portuaria, agrícola, de construcción y hay otras regiones que tendrán su fuerza en otro tipo de actividades. La idea es que podamos detectar los problemas de seguridad y salud en el trabajo ligados con las actividades productivas propias de la región”, aseguró.

Los principales beneficiados con esta nueva política de seguridad laboral son los propios trabajadores. En su representación, Mikel Capetillo, Vicepresidente Nacional de Constramet, apreció que se haya puesto en marcha esta nueva Política y agregó que “antes se entendía la seguridad en que se entregaban protecciones personales a los trabajadores y éstos eran responsables de cuidarse a sí mismos. Hoy se centra en lo que efectivamente es la prevención, es la empresa la que tiene que evitar que el trabajador esté expuesto a riesgos. Y cuando tú estás en un trabajo donde te sientes cómodo, obviamente la productividad va ir hacia arriba. Entendiendo que la política de seguridad y salud en el trabajo es el plano de arquitectura y hay que construirla, es un pie muy importante para nosotros”.