Tres colegios de Valdivia fortalecerán la enseñanza de ciencia y tecnología el 2017

El liceo Santa María la Blanca, Benjamín Vicuña Mackenna y la Escuela Fedor Dostoievski forman parte del proyecto Cultura CTI, junto a otros 12 establecimientos distribuidos en 7 comunas de Los Ríos.

El proyecto Cultura CTI busca promover aprendizajes, valoración y apropiación de las ciencias, tecnología e innovación (CTI) en niños, niñas y jóvenes, mediante la articulación y el trabajo colaborativo entre el mundo de la escuela y el de las CTI. 

Cultura CTI es una plataforma para que los niños, niñas y jóvenes puedan participar activa y creativamente de la generación y apropiación del conocimiento científico, tecnológico y de la innovación como una herramienta fundamental para comprender, desenvolverse y transformar el mundo en que viven.

El proyecto Cultura CTI es fruto de una alianza entre Conicyt a través de Explora, el Ministerio de Educación, el Consejo de Innovación para el Desarrollo y es financiado por Corfo por segundo año, el programa Explora de CONICYT y es desarrollado por la Universidad Austral de Chile del área de Vinculación con el Medio. El proyecto está pensado para acercar la ciencia y tecnología a los establecimientos educacionales, potenciando el trabajo de profesionales del área de las ciencias y la tecnología a los que se les conoce como “oferentes”, con profesores de establecimientos educacionales, para que en conjunto diseñen y desarrollen propuestas innovadoras en CyT.

En Valdivia, son tres los establecimientos que el 2017 que serán parte del proyecto Cultura CTI para potenciar una actitud positiva hacia las ciencias y la tecnología. De los establecimientos participantes se cuenta con el Liceo Santa María la Blanca, cuyo enfoque es científico humanista; también de la comuna participará el liceo politécnico Benjamín Vicuña Mackenna y la Escuela Fedor Dostoievski, el cual se inscribió por segundo año en el proyecto Cultura CTI.

Cada uno de los establecimientos escogió una opción de iniciativa para realizar de entre 50 propuestas de ciencia y tecnología presentadas en la página www.culturacti.cl. Estas iniciativas se implementarán durante el año escolar 2017.

El Liceo Santa María la Blanca escogió la propuesta “El cuento y la cuenta, historias que despiertan científicos” de Acción STEM, la cual está pensada para estudiantes de 7º a 3º medio, con el fin de resolver problemas del día a día, siguiendo los pasos de grandes físicos y matemáticos. La directora del liceo, María Norambuena, expresó que es necesario relevar las ciencias en los liceos humanistas, ya que el enfoque ha estado muy cargado para ese ámbito en desmedro de la enseñanza de las ciencias.

Lo que destaco de esta iniciativa es que aporta directamente al trabajo pedagógico en el aula y permite instalar estrategias en el docente, que luego puede replicar en otros cursos y en distintos años, incrementado el acervo metodológico del docente, además acerca al estudiante a las ciencias en su quehacer diario y a nuestro juicio tiene pocas barreras que dificulten su ejecución en su totalidad” comentó la Directora del Liceo Santa María La Blanca.

Según la directora, el proyecto Cultura CTI crea los espacios para que “los estudiantes se acerquen a la ciencia de manera experimental y personal conectándolo con el conocimiento científico desde su realidad y situación actual. Para nuestro establecimiento es particularmente importante porque las ciencias hasta ahora tienen los índices más altos de reprobación y es complejo para los profesor motivar a la mayoría del alumnado a interesarse por esta área que la continúan viendo como muy difícil de abordar especialmente en los primeros y segundos medios” concluyó. 

“La ciencia del reciclaje” es otra de las iniciativas, sus ejecutores son la Cooperativa Valdivianos Sin Basura, quienes trabajarán el tema de reciclaje en la Escuela Fedor Dostoievski. La iniciativa surge por la preocupación de los millones de toneladas de basura que son eliminados cada día, comentaron los del equipo de la Cooperativa. “El proyecto pretende educar y sensibilizar a la comunidad escolar respecto a los problemas y oportunidades del manejo de los residuos a través de prácticas de reciclaje, reducción, reutilización y valorización de los materiales que pueden ser considerados por la sociedad como desperdicios” precisaron. 

Nancy Morales ya conocía bastante Cultura CTI, pues es jefa de UTP (Unidad Técnico Pedagógica) de la Escuela Fedor Dostoievski, quien participa por segundo año. Ella celebró que “estos proyectos nos permiten articularnos de manera muy coherente con el curriculum, además podemos así desarrollar estas iniciativas como parte del modelo educativo y no como algo ajeno a lo que hacemos, ni como una carga adicional para los profesores,  así estas iniciativas se dan de manera natural dentro del curriculum”. 

 “Esta iniciativa la escogimos porque nos basamos en un diagnóstico, analizamos y nos dimos cuenta que en el ámbito del reciclaje era un área en que nosotros no estábamos trabajando y quisimos tenerla como un desafío para este año. Nuestra idea como establecimiento es que se recicle y se puedan crear murales y espacios con material reciclaje” expresó la encargada de UTP. 

El liceo Benjamín Vicuña Mackenna, por su parte, tiene un enfoque técnico profesional, y serán los encargados de recibir al Centro de Investigación Oceanográfica del Pacífico Sur-Oriental (COPAS Sur-Austral), quienes realizarán la iniciativa “Escuela a bordo: del aula al mar”, donde los estudiantes adquirirán conocimientos relevantes del entorno marino de la región,  “a través del aprendizaje vivencias, apuntamos a fortalecer el desarrollo del pensamiento crítico y a potenciar las habilidades de investigación, observación y comunicación en los estudiantes. La propuesta cuenta con 5 talleres en aula y monitoreo oceanográfico a bordo de una embarcación, trabajo en laboratorio y la instalación de sensores de temperatura en el establecimiento” adelantó el equipo de COPAS. 

El director del liceo Luis Salvo, comentó que “participar del proyecto Cultura CTI y de la iniciativa potenciará los sellos educativos como ejes de acción del Proyecto Educativo Institucional (PEI), entre ellos destaco los ejes formativos de educación inclusiva, educación integral, metodología activo participativa, educación de calidad y formación valórica”. 

El director también destacó el hecho que para un liceo técnico profesional las ciencias son un apoyo a la formación de competencias profesionales que ayudan al progreso del alumno y alumna. “El proyecto aportará a la institución la posibilidad del trabajo colaborativo e interdisciplinario entre los distintos subsectores y asignaturas; al alumno esto le significará aprendizajes, en cuanto a lo que significa la realización de un trabajo científico enmarcado en un método activo participativo” comentó Salvo.

En estos primeros meses del semestre, las iniciativas seleccionadas por los colegios se adaptarán al contexto y necesidades educativas de cada establecimiento, en un proceso denominado codiseño, aquí es cuando los oferentes y profesores, dialogan y definen qué y cómo se realizará la iniciativa.