Diputado Enrique van Rysselberghe: “Este Gobierno da señales de agotamiento”

 “Es preocupante que el ejecutivo insista en reformas y cambios profundos que no sólo demandan acuerdos al interior del oficialismo, sino además mayorías sociales que simplemente no tiene”, dijo.
Es de verdad increíble que el ministro de Interior discrepe públicamente con el de Hacienda frente a una iniciativa parlamentaria que busca disminuir las horas semanales de trabajo a 40. También es impresentable que hace unos días los ministros de Hacienda y Trabajo mostraran diferencias sobre qué hacer con el 5 % de cotización adicional para las pensiones. Y finalmente tampoco resulta razonable que el mismo ministro de Hacienda reconozca que no puede haber una iniciativa concreta sobre cambiar las AFPs mientras el oficialismo no se ponga de acuerdo sobre los cambios concretos que se quieren hacer”.
De esta manera, el diputado de la UDI Enrique van Rysselberghe se refirió a las evidentes diferencias que se observan al interior del oficialismo, expresando que “nos parece que un gobierno que todas las semanas muestra severas y profundas discrepancias sobre todos los temas que quiere abordar, no puede ni debe llevar adelante grandes propuestas de cambio”.
“Claramente este gobierno no sólo da señales de agotamiento, sino que además todos los días evidencia las profundas discrepancias que existen al interior del oficialismo sobre cada materia que abordan. Más grave aún es que el ejecutivo conociendo la incapacidad de alcanzar acuerdos al interior de su conglomerado insista en reformas y cambios profundos que no sólo demandan acuerdos al interior del oficialismo sino además mayorías sociales que simplemente no tiene”, sostuvo.
Para el legislador UDI, “es sin duda lamentable que un gobierno que sólo le quedan unos meses de mandato fuerce, por la naturaleza de las iniciativas que presenta, divisiones internas que no sólo complican las posibilidades reales de concretar esos proyectos, sino además genere el riesgo de terminar con leyes de tan mala calidad y de efectos tan negativos para el país como las reformas tributaria o educacional, que hasta el día de hoy tienen rechazos superiores al 60% y apoyos cercanos al 30%”.