Desde Mercado Presidente Ibañez llamaron a consumir productos del mar en lugares autorizados

Hasta el Mercado Presidente Ibañez de Puerto Montt llegaron los fiscalizadores de Seremi de Salud y Sernapesca, junto al Intendente Regional, Leonardo De la Prida, para entregar recomendaciones a la población y hacer un llamado a adquirir productos del mar como pescados y mariscos solo en lugares autorizados, a pocas horas de iniciarse Semana Santa. 

La primera autoridad regional encabezó la inspección a las pescaderías del popular mercado donde además de encabezar la fiscalización entregó material preventivo a los visitantes. El Intendente Regional Leonardo de la Prida, además de señalar que la visita al mercado fue «muy fructífera», destacó que «el trabajo que ha hecho la seremía de salud en el último año ha sido fundamental, nosotros seguimos con funcionarios redoblados por el tema de marea roja”, puntualizó.

“Todavía se mantiene el trabajo de marea roja pero ya no la tenemos. No hay marea roja en el mar. Lo que hay en algunas pequeñas partes de Ancud o Maullín, son algunos mariscos que tienen concentraciones de toxinas mayor a lo permitido. Esos son los efectos que sabíamos que estarían presentes en algunos mariscos», expresó. En ese sentido la autoridad llamó a la comunidad a comer mariscos con tranquilidad.

Por su parte la seremi de Salud Eugenia Schnake, destacó que no existen al momento decomisos por mariscos con toxina de marea roja en toda la región, “tenemos analizadas 2 mil ochocientas 69 muestras, lo que en una semana son mil doscientas, las hemos subido más allá del doble en menos de una semana de trabajo. Todas las muestras están dentro de los rangos normales que establece el reglamento sanitario de alimentos. Estamos muy contentos hay una alta cantidad de productos y son seguros, el  llamado a la población es a consumir productos en lugares autorizados”, reafirmó.

Respecto a la cantidad de muestras a analizar, la seremi reiteró que la cantidad de productos a analizar es altísima y que el promedio de resultados de la muestra es de 7 horas, “hemos estado con turnos hasta las 5 de la mañana con funcionarios a quienes le agradecemos su esfuerzo, porque con ellos aseguramos consumo de productos seguros del mar”, dijo.  

Para los consumidores las recomendaciones son las siguientes

1.- Solo compre en establecimientos establecidos, que cumplan las condiciones higiénicas (conservación refrigerada: máximo 5ºC)

2.- Verificar que el producto no presente aspecto desagradable, deformaciones o signos de descomposición.

3.- El pescado fresco debe estar refrigerado y eviscerado. Si compra el producto y no lo va a consumir de inmediato, manténgalo refrigerado hasta el momento de su consumo.

4.- Verificar que el pescado cumpla con las siguientes características físico-organolépticas:

  1. a) aspecto general: buen aspecto, pigmentación bien definida, mucosidad cutánea escasa, transparente, incolora o bien ligeramente opaca. b) olor: fresco a mar o algas frescas;
  2. c) consistencia muscular: superficie rígida, que no se hunde a la presión del dedo, o bien, si lo hace, retorna de inmediato a su condición normal.
    d) ojos: el globo ocular convexo llena la cavidad orbitaria o bien se presenta ligeramente hundido. Pupilas negras y brillantes, de forma y contorno definido. Córnea transparente e iris pigmentado;
    e) branquias: color rojo brillante, olor propio o neutro. Laminillas perfectamente separadas unas de otras.

5.-En cuanto a las preparaciones a base de pescados, se debe cumplir con las condiciones de higiene y manipulación: lavado de manos, uso de agua potable, superficies limpias y evitar la contaminación cruzada: uso de los mismos utensilios y superficies para alimentos diferentes.

6.- El preparar el pescado cocido asegura un menor riesgo de ser afectado por enfermedades entéricas. Lo anterior solo se logra con temperaturas de seguridad en el proceso de cocción de a lo menos de 60º C. El jugo de limón y otras prácticas culinarias similares no resultan efectivas para lograr ese resultado.

7.- En el caso de productos envasados respetar las indicaciones establecidas por el fabricante en el rótulo del producto, respetar las fechas de vencimiento declaradas en el mismo, y si el alimento requiere ser calentado previo a su consumo se deben cumplir los tiempos y temperaturas establecidos por el fabricante.