CChC Punta Arenas nombra sala de directorio en honor a uno de sus socios fundadores

César Murúa Polanco, es el nombre de la Sala de Directorio de la CChC Punta Arenas, la que fue bautizada en el marco del Quinto Encuentro Zonal Austral, el que reunió a representantes del gremio de la construcción de la región de Los Ríos al sur.

En febrero del presente año, se produjo el desafortunado deceso de César Murúa Polanco, socio fundador de la delegación Punta Arenas, de la Cámara de la Construcción (CChC), es por eso que su partida caló hondo entre los constructores de la región, especialmente entre sus más cercanos, quienes trabajaron profundamente para lograr el anhelado sueño de tener la sede regional más austral de la CChC.

Con el fin de rendir un homenaje póstumo, a uno de los socios más importantes de la CChC Punta Arenas, sus compañeros, decidieron realizar un íntimo acto donde re- bautizaron la Sala de Consejo de la sede gremial, en presencia de los más de 40 socios que se dieron cita en la ciudad, para realizar el Quinto Encuentro Zonal Austral, que convocó a representantes del gremio de Valdivia al sur.

Jorge Sharp Galetovic, presidente de la CChC Punta Arenas, destacó que: “quisimos hacer un alto para homenajear a quien fuera presidente fundador de nuestra delegación, don César Murúa Polanco. En homenaje a él, quisimos poner su nombre a la Sala de Consejo. Creemos que es un testimonio en agradecimiento a su entrega, por ser fundador de esta institución, que con el tiempo se ha vuelto una institución tan importante para nuestro país. Creemos que es un justo reconocimiento, descubrimos ese día una placa con su nombre, para que así quede como un registro para siempre, como un homenaje para su trabajo hacia este gremio”.

“César llegó a Punta Arenas desde Santiago en 1970, para trabajar en una empresa constructora que tenía una obra en la región y de a poco se fue quedando, vivió 42 años en Magallanes. Ya en 1977, se independizó y formó su propia constructora. Ese año, Enrique Abello Zelada le entregó los antecedentes que tenía de la Cámara Chilena de la Construcción en donde participaba como consejero, ya que acá no había directiva. Al tener esta información, César se entusiasmó y decidió darle forma, así que citó a representantes de empresas constructoras, profesionales del rubro, proveedores, y comenzaron a reunirse; al poco tiempo realizaron una asamblea, donde fue electo presidente de la delegación Punta Arenas, dirigiendo el directorio del que participaban: Danilo Fernández Radic, Jorge Jordan Franulic, Jaime Vásquez Sapunar, Olegario Pérez Oyarzo y yo. Así empezamos a sesionar en las oficinas que nos facilitaba la Constructora Olegario Pérez, él se mantuvo en su cargo hasta 1992. Luego de esto, fue elegido Consejero Nacional, posteriormente fue consejero institucional. Desde año 2005, fue parte del Grupo Alerce, conformado por aquellos socios de la CChC, que han aportado significativamente al desarrollo gremial”, recordó Edward Andersen Muñoz, consejero nacional de la CChC Punta Arenas.

Junto con presidir la CChC Punta Arenas, César Murúa Polanco fue consejero nacional y presidente del Grupo Alerce, dentro de sus actividades gremiales. También fue parte activa de la sociedad civil en Magallanes, participando del Consejero Regional de Desarrollo (COREDES), el Comité Productivo de la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO), en la Comisión Preventiva y Antimonopolio y ejerció como vicepresidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC).