Convenio Indap Prodemu se extiende hacia el sur de la región y se consolida a nivel nacional

La instancia, que celebra 25 años desde que comenzara a ejecutarse en el país, hoy también suma nuevos hitos en Aysén, a través de la incorporación –este 2017– de cinco módulos del Programa de Formación y Capacitación de Mujeres Campesinas, que ya iniciaron en la Provincia de Capitán Prat, específicamente en Cochrane y Tortel.

A través de una gira por la región, los responsables de nivel central del Convenio INDAP Prodemu se interiorizaron  de los alcances que tiene este trabajo mancomunado en esta zona de la Patagonia Chilena. Patricio Nayán, coordinador nacional, y María Eugenia Riquelme, profesional de Análisis y Gestión del Programa Formación y Capacitación para Mujeres Campesinas, visitaron en terreno los módulos en desarrollo.

“Estamos haciendo un recorrido a nivel regional, visitando todas las regiones donde está este convenio para dar a conocer las nuevas orientaciones 2017, respecto de la ejecución del programa y, también, en el caso particular de la Región de Aysén, evaluando el nuevo módulo de la zona sur que es Capitán Prat, que estamos iniciando este año”, explicó Patricio Nayán.

Asimismo, el Coordinador Nacional explicó que se están cumpliendo 25 años de la instancia, para lo que han preparado un libro que documenta formalmente el alcance del programa, que es inédito a nivel latinoamericano, en lo que respecta al trabajo con mujeres campesinas.

Por su parte, Ricardo König, director regional (s) de INDAP, explicó que “hoy tenemos la posibilidad de trabajar con la gente que viene desde nivel central y que puedan ver las realidades en los territorios y, por lo tanto, esto nos facilita ir avanzado en como coordinamos el convenio, ya sea entre las instituciones y con la gente, lo que nos permite prosperar en la consolidación del mismo”.

König agregó que “el proceso de iniciar el trabajo  del primer año de cinco grupos nuevos, en la Provincia de Capitán Prat, específicamente tres en Cochrane, uno en O’Higgins y uno en Tortel, es muy importante porque habla de aumentar la cobertura que tenemos dentro de la región, no sólo en términos de presupuesto, sino que además en términos de descentralización en la misma”.

María Eugenia Riquelme, profesional de Análisis y Gestión, destacó que “me parece súper relevante conocer quiénes son los grupos y las mujeres que conforman el módulo Coyhaique, cómo están ubicadas en el territorio, cuáles son sus intereses, los procesos que han desarrollado estos grupos que ya tienen dos años y los que van a cumplir tres. Ha sido enriquecedor conocer la realidad: cómo se organizan, realizan sus capacitaciones y cómo se desarrollan las infraestructuras productivas acá, que es muy distinta a la realidad de otras regiones y del resto del país”.

Actualmente hay también 30 módulos en la zona centro de Aysén, de segundo y tercer año, con una inversión de $ 30 millones que se suman al trabajo en Capitán Prat. En ellos las mujeres que participan entran por un período de tres años y lo hacen de manera individual y por intereses comunes, en donde reciben apoyo para su desarrollo personal y productivo.