Pesquera Landes presenta innovadora embarcación para la pesca de jibia desarrollada junto a pescadores artesanales

Nave pesquera fue codiseñada entre la empresa y pescadores artesanales de Lebu y San Vicente, considerando sugerencias de tripulantes y capitanes que se desempeñan en la pesca de este recurso.

Iniciativa colaborativa nace de la preocupación de la empresa de ofrecer mayor seguridad, comodidad y autonomía a los proveedores de este recurso marino, además de asegurar abastecimiento de calidad.

Luego de más de un año de trabajo, Pesquera Landes presentó hoy la primera lancha especialmente desarrollada para la pesca de la jibia y en cuya génesis participaron tripulantes y capitanes de embarcaciones artesanales que se dedican a la captura de este recurso.

Es el resultado del desarrollo del proyecto “Diseño y Construcción de Embarcación Jibiera” que realizó junto a sus proveedores, pescadores artesanales de Lebu y San Vicente, y que fue entregando a David Castro, presidente de la Coordinadora de Pescadores Artesanales de Jibia de la Región del Biobío.

Andrés Fosk Belan, subgerente general de Landes, comentó sobre la génesis del proyecto: “Esta idea nació por nuestra preocupación por la seguridad de nuestros principales proveedores de jibia, que son los pescadores artesanales, y por la necesidad de mantener un abastecimiento permanente y de calidad del recurso”. El 80% de la cuota de jibia se encuentra en manos de pescadores artesanales y estos trabajadores se ven enfrentados a duras condiciones laborales y climáticas que les impide trabajar de manera permanente, afectando sus ingresos, pero también el abastecimiento permanente que las plantas industriales requieren. “Ese es el corazón de este proyecto de colaboración”, apunta Fosk.

Para concretar su objetivo, a comienzos de 2016 la empresa inició una serie de estudios que, en su etapa inicial, consideraron el trabajo de un ingeniero naval que informara sobre el estado del arte, las condiciones actuales de las naves y sus falencias.

Posteriormente, se trabajó con capitanes y tripulantes de embarcaciones de jibia, principalmente de Lebu y San Vicente, de manera de conocer, en primera persona y desde su experiencia, los desafíos que la nueva embarcación debía superar. Así, tras el levantamiento de información, se comenzó a construir la embarcación.

La importancia de la jibia para artesanales e industriales

La jibia se ha convertido en los últimos 10 años en uno de los recursos más importantes para el mundo pesquero, tanto artesanal como industrial. En el caso de Pesquera Landes, dedica de manera exclusiva su captura a productos de consumo humano, básicamente filetes, tentáculos y aletas, los que son exportados a Asia, Europa y Sudamérica.

Actualmente, la cuota de jibia en Chile corresponde a 200 mil toneladas, de las cuales el 80% corresponde al sector artesanal y el restante es capturado por la flota industrial, convirtiendo a los proveedores artesanales en un actor clave en este negocio.

Este calamar gigante, es capturado por embarcaciones artesanales que se ocupan para otras pesquerías, las que no cuentan con medidas de seguridad, ni tecnología apropiada para una faena que es peligrosa y muy exigente respecto al desgaste físico de los tripulantes. A esto se suma que su arte de pesca se hace mayoritariamente “a mano” y que cada ejemplar puede llegar a pesar, en promedio, 10 a 15 kilos, lo que genera un mayor daño físico y de salud en los trabajadores de mar.

Otra de las dificultades que deben enfrentar los pescadores artesanales en su captura, son las malas condiciones climáticas (viento, neblina, etc.) que aumentan las condiciones de riesgo, afectando principalmente a las embarcaciones más pequeñas y que no cuentan con mayor tecnología.

“Por ello es tan relevante este proyecto de colaboración y demuestra que la pesca industrial y la artesanal pueden convivir y complementarse”, señala el subgerente general de Landes.

La embarcación

La nave mide 11,89 metros eslora y 3 metros de manga, cuenta con dos motores fuera de borda de 100hp; ambas características entregan mayor autonomía a los pescadores, puesto que las embarcaciones actuales miden en promedio 8 metros y cuentan con motores de menor capacidad.

Además, incluye tres bodegas independientes, con capacidad máxima 10 toneladas y con 4 viradores independientes y con sistema hidráulico, lo que disminuye el desgaste físico de la tripulación, principal problema que afecta la salud de estos hombres de mar.

En cuanto a la habitabilidad de la embarcación, esta cuenta con una caseta de mando con cocinilla y zona de descanso.

La lancha fue entregada a David Castro Gutiérrez, presidente de la Cooperativa de Pescadores Artesanales de la Región del Biobío y de la Coordinadora de Pescadores Artesanales de Jibia de la Región del Biobío, representando ambas organizaciones a más de 1.300 pescadores que trabajan el recurso.

Pesquera Landes

Pesquera Landes opera en Talcahuano, Región del Biobío, posee cuatro plantas para la producción de harina y aceite de pescado, peptonas (hidrolizados para alimentación animal y vegetal) y congelados de jurel y jibia. La compañía posee una flota compuesta por cinco buques, genera más de 280 empleos directos y permanentes, y exporta sus productos a mercados como China, Corea y Taiwán, Perú, Tailandia, España, Japón, Canadá y países de África.