Índice de Confianza en la Economía Regional en Los Ríos revela baja confianza en economía

En la Universidad San Sebastián de Valdivia, fue presentada la décima octava versión del Índice de Confianza en la Economía Regional (ICER), el estudio cuantitativo, que se efectúa a un grupo de personas mayores de 18 años a través de un cuestionario telefónico en las comunas de Valdivia, Panguipulli, La Unión y Río Bueno, reveló nuevos resultados.

El estudio dio cuenta del aumento del pesimismo a nivel nacional, con un incremento de cinco puntos. Mientras que en la región, el pesimismo respecto a la situación económica aumentó siete puntos.

Respecto a la situación económica del futuro de la región, la gente es más optimista, el 37% de los encuestados lo percibe como mejor, el 50% como igual y el 13% como peor.

De igual manera el indicador mostró una caída en las perspectivas para encontrar trabajo, indicador que aumentó de 62 a 73 por ciento en sólo cuatro meses.

En cuanto a las expectativas de consumo de vivienda y auto, el 63% de los encuestados dijo que es un mal momento para comprarlos, el 18% cree que es regular y el 19% cree que es bueno.

El gerente de la Cámara de Comercio e Industrias de Valdivia, Walter Marcos, señalo al respecto que «las políticas implementadas hacen que se tenga este aire de pesimismo. El empresario cuando quiere invertir está dispuesto a asumir riesgos, pero esto ocurre siempre y cuando se conozca medianamente el camino. Cuando no hay una política clara de cómo se va a trazar ese camino, no quiere correr riesgos, por lo tanto, evita esa inversión. El Banco Central muestra políticas monetarias que permiten pensar que se quiere re-encantar a la gente y al empresariado. Es el momento para que se revierta la situación y, nuevamente, comencemos a invertir».

41% de los habitantes de la región piensa que el nivel de corrupción en el país es alto

Por primera vez la encuesta de confianza en la economía de la región de Los Ríos, incluyó preguntas relacionadas con la percepción de la corrupción en Chile. El resultado reveló que el 41% de los habitantes de la región piensa que el nivel de corrupción en el país es alto, mientras que el 5% cree que es muy alto.

Los resultados revelan que los encuestados atribuyen la corrupción en el país principalmente a ambiciones personales, poder político y falta de valores de las personas, por lo como consecuencia de esta crea pérdida de credibilidad, desconfianza y un aumento de la desigualdad.

El director de la carrera de Ingeniería Comercial de la USS sede Valdivia, Francisco Mena, respecto a estas nuevas preguntas índico que “al preguntar sobre las causales nos llama la atención que las más nombradas tengan que ver con la ambición y los valores de las personas. Justamente este es un llamado de atención a la sociedad y a las familias. Porque esto quizás tiene que ver con esas conversaciones de tipo valórico que se han ido dejando de lado en muchos hogares. También destacamos que el factor empresarial no es tan castigado por la gente. Puede ser que la gente, al ver a altos ejecutivos siendo imputados, bajó su percepción su poder como causante de corrupción».

De los encuestados el 72% considera que la corrupción afecta su calidad de vida personal y familiar, mientras que el 27% estima que no repercute en su calidad de vida.