A protegerse del (venidero) Invierno. Por Dr. Luis Alberto Scholz, Subdirector Médico Hospital Base San José Osorno

Algunas medidas básicas que se pueden tomar para disminuir los contagios son: aseo, lavado de manos propias y de los niños, ventilar la vivienda.

Ya llega el invierno y las enfermedades respiratorias aumentan significativamente, en especial en la población más vulnerable (niños y la tercera edad), como así también, aquellos con enfermedades crónicas (diabéticos, insuficiencia cardiaca, respiratoria, renal, etc.).

Los mayores problemas de salud en el invierno, son en el ámbito respiratorio, llámese: influenza o gripe, bronquitis, resfríos, neumonías, entre otras, provocados por virus o bacterias. En general los cuadros virales se complican con cuadros bacterianos. Entre los virus más comunes tenemos el sincicial respiratorio, adenovirus, rinovirus, virus de la gripe; y en las bacterias, tenemos el neumococo, hemophilus y otros.

Como prevención de la gripe se usa la vacuna antigripal y para las neumonías producidas por el neumococo se utiliza la vacuna antineumonia, vacunas gratuitas en mayores de 65 años, niños mayores de 6 meses y menores de 6 años, embarazadas con más de 13 semanas de gestación y pacientes con enfermedades crónicas. Estas vacunas impiden que aparezca la enfermedad o bien si aparece, los síntomas son muchos más atenuados.

En el caso de la gripe, los síntomas se asocian a fiebre sobre 38,2°, dolores osteomusculares muy intensos, coriza, tos que inicialmente es seca y duele el pecho al toser. En la Bronquitis aguda, puede ir asociada a rinitis, faringitis, laringitis o sinusitis, tiene pocos síntomas generales, pero sí mucha tos. Por su parte la Neumonia se presenta con fiebre sobre 38,2°, tos con secreciones espesas verdosas, dolor al pecho, dificultad para respirar, en caso de mayor gravedad la respiración es muy agitada con sensación de falta de aire, aleteo nasal, coloración azulada de labios y dedos, respiración ruidosa sibilantes o estertorosa (esto obliga a consultar de inmediato).

Algunas medidas básicas que se pueden tomar para disminuir los contagios son: aseo, lavado de manos propias y de los niños, ventilar la vivienda. Evite en lo posible: la humedad, cambios bruscos de temperatura, contaminación intradomiciliaria, fumar dentro de la vivienda, prender estufas de parafina dentro de la vivienda. También es importante una alimentación sana: para los bebés ojalá estén con lactancia materna, conocer y aplicar higiene respiratoria, al toser o estornudar se debe tapar la nariz o boca con un pañuelo (idealmente desechable y que debe ser eliminado en un basurero y no en el suelo), o bien taparse con el antebrazo.

Si Ud. considera que se requiere consultar en un Centro Asistencial, sea criterioso, porque si el cuadro respiratorio es leve va ayudar a congestionar a estos centros y además se expone a aglomeraciones y aumentan los contagios. Idealmente debe concurrir primero al SAPU o consultorio, pero si considera que la situación es Grave concurra directamente al Hospital.

La Campaña de invierno fortalece en esta época a la Red Asistencial tanto a nivel Primario, salas IRA en niños y salas ERA en adultos, también hay extensión horaria para la atención. A nivel secundario se refuerza a la Unidad de Emergencia del Hospital Base, del Hospital Domiciliario, al laboratorio y otros. A protegerse del invierno.