Instituciones abordan problemática del agua en Queilen

La prohibición para el consumo de agua a 491 viviendas afectadas con altos niveles de cloruro de sodio del sector alto de Queilen y la puesta en marcha de un Plan de Contingencia para distribuir agua potable a través de 2 camiones aljibe provenientes de una planta de Essal de Chonchi, son las principales medidas adoptadas para enfrentar la problemática de este sector afectado en la comuna de Queilen. 

La medida sanitaria, emitida a través de una resolución de prohibición para el consumo humano de agua y el plan de contingencia fue informado ayer a la comunidad de Queilen, por el Gobernador Provincial de Chiloé, René Garcés, el alcalde de la comuna Marcos Vargas y el Jefe de la Oficina Provincial de la Seremi de Salud en Chiloé, Cristian Araneda, quienes explicaron que para la distribución del líquido vital se instalarán estanques ubicados en distintos sectores de la comuna, además de estanques exclusivos de 5.000 litros para los establecimientos educacionales, jardines infantiles y el Hospital comunal.

El Gobernador Provincial tras establecer una reunión con la comunidad manifestó estar tranquilo por las medidas que se están adoptando, “el mandato que tenemos es generar las soluciones para llegar a un agua definitiva y de calidad en la comuna de Queilen y por eso tenemos un plan de contingencia. Vamos a llegar a la solución del agua y para eso debe generarse la articulación necesaria entre las instituciones”, dijo Garcés. 

En tanto el jefe de la Oficina Provincial de Chiloé, Cristian Araneda mencionó que “en base a los resultados que si bien han sido variados, el último monitoreo arrojó que se siguen con niveles altos de cloruro y la calidad del sabor es la que se ve alterada y por eso se tomó la decisión de hacer la prohibición del agua de consumo, esto significa que el agua llega a las casas pero no para consumo de las personas”, dijo Araneda. 

Por su parte el alcalde de la comuna de Queilen, Marcos Vargas,  junto con destacar el apoyo y compromiso de las autoridades de Gobierno, señaló que “fue una reunión bastante positiva, franca, constructiva y con harta participación de la comunidad.  La gente quedó conforme por la situación actual, van a contar con agua de calidad, garantizada  en todo el radio urbano, establecimientos educacionales y recinto hospitalario”, finalizó.

Las autoridades que asistieron a la reunión con la comunidad, acordaron semanalmente ir revisando la situación de la entrega del recurso hídrico y los avances en los trabajos de mejoramiento del sistema de distribución.