Consejero Gustavo Villarroel: “La región tiene el doble de matrícula en educación rural que el país, por lo que el desafío de mantenerla es imperativo”

Según el Mineduc, el 14% de la matrícula en Aysén corresponde a Educación Rural, el doble de la media país.

Tras la realización en Coyhaique del XXV Encuentro Nacional de Profesores Rurales, en que el consejero Gustavo Villarroel participó en calidad de presidente (s) del Consejo Regional de Aysén, el representante valoró la instancia que reunió a maestros desde la Región de Tarapacá a la Región de Aysén.

“Es probable que para la mayoría la educación rural sea vista como la educación ‘de segunda línea, pero en realidad tiene ejemplos constantes de calidad que nos dan la esperanza y al mismo tiempo el desafío que no debemos dejarla a su propia suerte, y junto al Mineduc, profesores, apoderados y todos quienes intervenimos en la sociedad, debemos defender este activo que es la calidad, la personalización de la enseñanza e incluso profundicemos estratégicamente su desarrollo, porque son parte central de la vida en los territorios y sus comunidades”, apuntó el consejero regional por la Provincia de Coyhaique, Gustavo Villarroel Pinilla.

“NUESTRA REALIDAD ES DISTINTA”

El encuentro que se desarrolló la semana pasada en Coyhaique, con apoyo de la Secretaría Regional Ministerial de Educación de Aysén, la Municipalidad de Coyhaique, la Universidad de Aysén, y aportes del Consejo Regional de Aysén, entre otros, abordó la inclusión como tema eje en los talleres realizados.

 “Si bien la convocatoria reunió a más de 130 docentes de todo el país, al conocer la realidad de cada profesor rural, tenemos que a nivel país el 30% de las escuelas son rurales, pero en ellas sólo se educa el 7% de la matrícula nacional. En tanto, en la Región de Aysén, según cifras de la Seremi de Educación, tenemos alrededor de 3 mil 400 alumnos en escuelas rurales, de un total de 23 mil 600, es decir, la matrícula rural representa más de un 14%, lo que da mucha pertinencia a nuestra realidad que es distinta y que puede seguir abriendo oportunidades con esta enseñanza de calidad, pero que conscientemente debemos fortalecer a la par de los establecimiento en los centros urbanos de la Patagonia, es un imperativo”, concluyó el core Gustavo Villarroel.