Harboe y alcaldes de San Ignacio y Alto Biobío consiguen aumento de recursos en departamentos de Salud tras reunión con ministra Castillo

Esta jornada, el senador Felipe Harboe y los alcaldes de las comunas de San Ignacio, Ariel Soto, y Alto Biobío, Nivaldo Piñaleo, se reunieron con la ministra Carmen Castillo para abordar la problemática situación financiera que aquejan los departamentos de Salud de las municipalidades, ante lo que se acordó una coordinación entre la división de Atención Primaria del Ministerio con los directores de Salud de ambas provincias para llevar a cabo un aumento de presupuesto.

La ministra de Salud agradeció la gestión del senador Harboe en pos de mejorar la atención en dichas comunas, indicando que este tipo de instancias acercan al ministerio a las necesidades de las personas.

“Agradezco al senador Harboe por estar preocupado de mejorar la atención de salud de poblaciones tan importantes como la comuna de San Ignacio y Alto Biobío(…)Compartir con los alcaldes es una necesidad permanente, que acerca al ministerio de Salud  con las necesidades de las personas”, expresó.

“Representantes de la división de Atención Primaria del ministerio de Salud van a tomar contacto con el director del Servicio de Salud de Ñuble y de Biobío, para ver cómo podemos avanzar en estas materias”, informó Castillo.

En el caso de la municipalidad de San Ignacio, la deuda del departamento de Salud se eleva sobre los 277 millones de pesos, y en la comuna de Alto Biobío se requiere una suma de 150 millones de pesos para realizar mejoras en torno a infraestructura y servicios con el objetivo de obtener la certificación de calidad.

Según informó el senador Harboe, en Alto Biobío se logró el reforzamiento en la presencia de médicos generales en la zona, para atender a las ocho postas de la comuna, y a partir del año 2018 logró un incremento en el aporte per cápita, “con lo que habrán más recursos para atender de mejor forma a la gente de la comuna”, señaló el parlamentario.

“Tengo la tranquilidad de que los recursos van a llegar y vamos a poder crecer y enfrentar el próximo año con la construcción de un nuevo Cesfam”, manifestó conforme el alcalde Nivaldo Piñaleo. “En la comuna necesitamos recursos, 150 millones de pesos, para hacer mejoramiento de la posta, comunicaciones, mantención de vehículos, y la parte operativo y no llegar con deuda a diciembre de este año.

En el caso de San Ignacio, se planteó la necesidad de hacerse cargo de la deuda hospitalaria con la que el alcalde recibió el departamento de Salud, la cual es significativamente menor al presupuesto asignado a la sección.

“Este alcalde recibió el departamento de Salud con una deuda menor al presupuesto. Conseguimos recursos adicionales y se van a comprar vehículos para atender de mejor forma a los pacientes”, informó Harboe.

“Me voy muy feliz, porque se va a gestionar y proponer un presupuesto. No me imaginé la forma en que nos recibieron y el cariño que nos brindaron. Eso no tiene precio. Acá uno tiene que agradecer a la ministra y al senador Harboe, porque se demostró el apoyo que se está brindando a la comuna de San Ignacio”, señaló el alcalde Ariel Soto.