Pescadores no se explican aprobación de GNL Talcahuano y aseguran que continuarán luchando

Los dirigentes de las distintas localidades afectadas directamente con la instalación del terminal gasífero GNL Talcahuano que pertenecen a la Federación de Pescadores Artesanales y Ramas Afines de la Región del Biobío –Fedepes- aseguran que no pueden explicarse cómo es que llegó a ser aprobado.

Por un lado está el evidente daño que va a provocar en una actividad económica tan importante como es la pesca artesanal en la zona. “No sé porqué lo hacen en la bahía de Concepción, donde se pesca mucho. Si se ve del punto de vista la inversión, la cantidad de dinero en equipos, en barcos, en todo lo que tiene que ver con pesca, es mucho más dinero que lo que van a hacer ellos. Se habla de 150 millones de dólares y una planta pesquera vale 50 millones de dólares. Dos de los barcos nuestros valen un millón de dólares y hay 300 o 400, por eso no se entiende cuál es la lógica”, señaló   Pedro Irigoyen, presidente del sindicato Sarpar Bío Bío de Talcahuano.

“La instalación está justamente debajo de dónde operamos y el riesgo o limitaciones que nos pondrá La Armada, va a significar un espacio importante, donde no va a importar tener cuota, sino lugares donde navegar. Nadie está mirando los efectos negativos en la pesca, creo que están velando por la conveniencia alguien más, no sé quién”, estableció Irigoyen.

Por otro lado está la carencia de información concreta sobre los alcances que tendrá el funcionamiento del proyecto. Ramón Bello, presidente del Sindicato de embarcaciones menores de Tumbes, indicó que saben algo sobre el GNL Talcahuano por lo que se les han explicado en el Servicio de Evaluación Ambiental. “Pero es sólo una pincelada, nos dijeron dónde va a estar ubicado, pero habría que ver en el momento en que esté en actividad. De ser perjudicial, va a ser. Ahora ¿Qué tanto? Es una pregunta que queda para responder en el futuro”, apuntó.

En tanto Manuel Antonio Bustos, presidente del Sindicato de Patrones y Armadores de Cocholgüe, también se quejó por la falta de información. “Pareciera que todo se está haciendo oculto, el proyecto apareció, lo aprobaron y no hay consulta a quienes trabajan ahí”, apuntó.

“Creo que cuando llegue el momento de la instalación, igual nos vamos a oponer todos. Los pescadores tendremos que salir a marchar por esto”, estableció Bustos.