La Región del Biobío contará con tres dispositivos con el objetivo de profundizar y mejorar la fiscalización en el correcto cobro de tarifa a los usuarios de taxis básicos

El parque de taxis básicos, incluyendo los modos Turismo y Ejecutivo, en la Región del Biobío, llega a los 2 mil 48 vehículos.

La obligatoriedad del uso del taxímetro en taxis básicos rige sólo en las comunas de Concepción, Talcahuano, Chillán, Los Ángeles, Chiguayante, San Pedro de la Paz y Chillán Viejo.

 El objetivo de mejorar el servicio que ofrecen los taxis básicos y hacer frente a las denuncias por taxímetros adulterados que se reciben a lo largo de todo el país, el Ministerio de Transportes adquirió “Pulsómetros”,  equipos capaces de verificar si un taxímetro se encuentra o no adulterado.

“El taxi es un medio de transporte en el que se mueven miles de personas y cuya calidad de servicio queremos seguir mejorando y, por lo mismo, como Ministerio, adquirimos estos Pulsómetros para que los inspectores fiscalicen el correcto funcionamiento de los taxímetros”, indicó la Jefa del Programa de Fiscalización, Paula Flores, que presentó los dispositivos que tendrá la región junto al Seremi de Transportes, César Arriagada, y representantes de gremios de taxistas.

La autoridad regional de transportes agregó que este tipo de equipos permitirá dar una respuesta a aquellos usuarios que dudan del estado o la transparencia en la utilización del taxímetro o a aquellos “que han sido víctimas de cobros abusivos por culpa de un grupo reducido de taxistas, y a su vez, sancionar a los que incurren en estas prácticas”.

La normativa vigente señala que un taxímetro en buenas condiciones detendrá su operación y no continuaría con la contabilización de metros y tarifa, además de generar una alarma sonora, en caso que supere los 120 km/hr, mientras que uno que está acondicionado seguirá operando si es que se supera esta velocidad.

“Los pulsómetros lo que hacen es provocar este efecto para verificar si el taxímetro está acondicionado, lo que muchas veces se realiza para cobrar tarifas excesivas a los pasajeros. Hasta ahora esta detección era compleja por parte de los inspectores, pero ahora con estos equipos de va a facilitar”, señaló Paula Flores.

El portar un taxímetro adulterado o acondicionado es considerado una infracción grave de acuerdo a la normativa vigente que tiene asignada una multa que puede ir entre 1 y 1,5 UTM, es decir, llegar hasta los 70 mil pesos. La normativa también señala que los reincidentes de infracciones gravísimas o graves, cometidas en últimos 3 a 2 años respectivamente, se les impondrá el doble de la multa para cada infracción, la que se elevará al triple en caso de incurrir nuevamente en esa conducta. Esto, sin perjuicio de suspensiones o cancelaciones de licencia.

La obligatoriedad del uso del taxímetro en taxis básicos rige sólo en las comunas de Concepción, Talcahuano, Chillán, Los Ángeles, Chiguayante, San Pedro de la Paz y Chillán Viejo.

Por su parte, Arturo Iribarren, secretario del Sindicato de Taxistas de la Provincia de Concepción, valoró esta nueva herramienta de control. “Es una excelente medida. Esto nos da tranquilidad como gremios y nos identifica como corresponde, pues no diferencia de los Uber”.

Fiscalizaciones en cifras

En lo que va corrido del año 2017, el Programa de Fiscalización de la Seremi ha realizado 1.509 controles a todos los modos de taxis en la Región del Biobío y cursado 16 infracciones. Mientras que en 2016 se realizaron 2.517 fiscalizaciones y se cursaron 42 infracciones. Las más reiteradas fueron por extintor de incendio, taxímetro (5 en total por taxímetro sin sello, no portarlo y no usar taxímetro) y certificado de emisión. Este año en tanto, las principales infracciones son por extintor de incendio, registro de inscripción, y certificado de emisiones. Sólo se cuenta una infracción por taxímetro en mal estado.

Respecto a los controles de informalidad, al mes de junio de 2017 en la Región del Biobío se han realizado 680 controles a vehículos de todo tipo, 413 infracciones cursadas y 3 retiros de circulación. En cuanto a infracciones a vehículos que operan con plataformas tecnológicas (Uber) a junio se cuentan 146 infracciones.