Dirigentes sociales de Coyhaique firmaron inédito convenio de colaboración mutua con Liceo Juan Pablo II

El vínculo, que fue gestionado por el Consejero Regional Gustavo Villarroel, beneficiará más de 10 mil vecinos del sector alto de la ciudad.

Un convenio que permitirá una acción de colaboración mutua, fue firmado recientemente entre el Liceo Juan Pablo II de Coyhaique y 13 juntas de vecinos y organizaciones sociales de la capital regional, lo cual permitirá desarrollar diversas actividades sociales y comunitarias.

La instancia, que fue gestionada por el Consejero Regional por la Provincia de Coyhaique, Gustavo Villarroel, fue formalizada en dependencias del liceo con la presencia del director del establecimiento Darío Oroño, alumnos, profesores y apoderados; así como por representantes de cada una de las Juntas de Vecinos involucradas, encabezadas por la dirigente social Sandra Vargas.

 “Es un orgullo estar firmando este convenio, con todas las juntas de vecinos que estamos trabajando con el Liceo Juan Pablo II, y agradecer que nos abrieron las puertas ya que nos han apoyado con espacio para celebrar el Día de la Madre, eso nos incentivó a firmar y a trabajar mutuamente en este convenio, sin fines de lucro, pero junto a los alumnos, con el director y junto a los jóvenes para también ayudar a enseñarles valores, incorporando a los adultos mayores. Es un tremendo desafío de colaboración y participación, y destacar especialmente a don Gustavo Villarroel, agradecerle sus gestiones y que ha estado siempre trabajando para nosotros y por eso este momento de la firma es muy gratificante para nosotros”, valoró Sandra Vargas, presidenta de las juntas de vecinos Clotario Blest 2 y 3.

La dirigente social estimó que más de 10 mil vecinos y vecinas de Coyhaique son beneficiados con este convenio, pues las Juntas de Vecinos firmantes son; Clotario Blest 2 y 3, Santiago Vera Carter, Antonio Samoré, Los Álamos, Villa la frontera, Población Marchant, además de un club deportivo, el Comité Productivo Clotario Blest, el Club Automovilismo Clandestino, y la Agrupación Indígena We Folil, entre otras.

“COMÚN-UNIDAD”

Por su parte, el consejero regional por la Provincia de Coyhaique, Gustavo Villarroel, planteó la necesidad de recuperar la relación natural que deben tener las organizaciones sociales con su entorno inmediato, “es vital que la acción de una junta de vecinos tenga directo vínculo con otras instituciones y entidades que son participantes del día a día de la su comunidad, es decir, hacer literalmente ‘común unidad’ interactuando jóvenes, dirigentes, apoderados, adultos mayores y niños, y mejor aún cuando se formalizan estas redes sociales que ya no son virtuales, sino reales y tangibles, que nos ayudan a profundizar los lazos para un desarrollo del barrio y las comunidades, en eso estamos trabajando, y lo importante es que las organizaciones sociales también lo sienten absolutamente necesario”.

Finalmente, el director del liceo Juan pablo II, Darío Oroño, explicó que el objetivo de esta relación formalizada a través del convenio firmado es una contribución mutua que impacta al mismo tiempo en la comunidad escolar.

“Significa que queremos dale un acento a la formación ciudadana de nuestros estudiantes, pues los dirigentes sociales son personas que se dedican al bien común, a la construcción de una determinada comunidad, y enseñarles a los estudiantes que siendo ellos también dirigentes estudiantiles también hay una obligación y compromiso para la formación en bien de los demás, la formación hacia el bien político, económico y social, y no quedarse en un aspecto puramente individual, y por eso es significativo para nosotros”, resaltó Darío Oroño.