Estudio de Publicuss: “Cualquiera que gane las elecciones presidenciales empezará a gobernar con un 75 % de desconfianza”

Estudio midió la percepción que tiene la población de la Región del Biobío de los candidatos presidenciales en situaciones cotidianas con la finalidad de evaluar su cercanía, respeto, familiaridad y confianza.

 Concepción.- El Centro de Derecho Público y Sociedad de la Universidad San Sebastián (PUBLICUSS), que funciona al alero de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales USS, presentó esta mañana los resultados del estudio de percepción de los candidatos presidenciales 2017 obtenidos en la Región del Biobío. De acuerdo a este informe, ninguno de los potenciales mandatarios obtiene altas cifras de confianza, cercanía, familiaridad y respeto. Por ejemplo, frente a la pregunta ¿a quién le confiaría sus ahorros?, el 45% de los consultados respondió que a “ninguno”.

Sólo Sebastián Piñera logra superar las respuestas de “ninguno” en la pregunta ¿quién le gustaría que fuera profesor de su hijo (a)?, consulta que se vincula con la dimensión de admiración intelectual. El mismo candidato logra los porcentajes más altos en la pregunta ¿a quién le confiaría sus ahorros” con un 28% frente a un 45% que dijo que a “ninguno”.

En este ámbito, en la Región del Biobío se aprecia una brecha menor entre Piñera y la respuesta de “ninguno” si lo comparamos con los resultados nacionales, en que un 52% sostuvo que no le confiaría a “ninguno” sus ahorros. El candidato Alejandro Guillier tiene porcentajes similares en todas las dimensiones, mientras que Beatriz Sánchez logra mejores resultados en las preguntas relacionadas con cercanía y familiaridad.

“Desde la perspectiva académica como Facultad de Derecho y Ciencias Sociales nos hemos propuesto como objetivo ver cuáles son los factores que inciden en la pérdida de confianza de las personas en sus instituciones y liderazgos”, indicó Rafael Rosell Aiquel, decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales USS, quien recordó que la unidad académica realizó antes un estudio de confianza en 27 instituciones del país, resultados que también reflejaron un alto nivel de desconfianza y escasa cercanía de la población.

Sebastián Sichel Ramírez, director del Departamento de Derecho Público de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales USS, explicó que a través de este estudio se trató de “medir la confianza en los candidatos más allá de la intención de voto. Se trató de auscultar las razones emocionales que llevan a una persona a confiar o no en un candidato. Y medirlos en variables que demuestren la confianza desde la cercanía, la familiaridad, la responsabilidad y el respeto”. En ese sentido, las preguntas fueron cuatro: ¿A quién le confiaría sus ahorros? ¿Quién le gustaría que fuera suegro (a) de su hijo (a)? ¿Quién le gustaría que fuera profesor (a) de su hijo (a)? y ¿A quién invitaría a su casa para Navidad?

Sostuvo que, tras analizar los resultados, vieron que hay candidatos que son muy fuertes en algunos atributos y muy débiles en otros, “lo que confirma la idea de que la decisión de apoyo se basa en un abanico de factores y no sólo en una dimensión del liderazgo”.

Sichel concluyó que si bien en algunos casos se observa una evaluación positiva que puede tener impacto electoral, “en general para todos los candidatos hay un desafío cultural de recuperar la confianza. Cualquiera que gane las elecciones presidenciales comenzará a gobernar con un 75% de desconfianza y ese es un desafío. Ganar una elección puede resultar fácil, pero recuperar la confianza de la ciudadanía es un tremendo desafío”.