Intesal participó en la IX versión de la Conferencia Mundial de Enfermedades Transmitidas por Vectores y Rickettsia

La conferencia congregó a más de 250 delegados especialistas del área de 32 países. La próxima edición de la conferencia se realizará en Rumania el año 2020.

Durante el 27 de agosto y 1 de septiembre se realizó la Conferencia Mundial de Enfermedades Trasmitidas por Vectores y un encuentro Asia Pacífico de enfermedades Rickettsiales en la ciudad de Cairns, Australia.

La conferencia abordó,  bajo una perspectiva One Health, diferencias temáticas relacionadas con genómica, epidemiologia, ecología, diagnostico, vacunas y tratamientos de enfermedades rickettsiales y  aquellas transmitidas por vectores.

 “La conferencia nos permitió conocer la experiencia  y el estado del arte en la investigación de patógenos cuyo modelo perfectamente se puede aplicar al control de SRS y Caligidosis. Las enfermedades tipo ricketsiales y transmitidas por vectores convocan a muchos grupos de investigación que han generado una importante base de información durante los más  100 años del conocimiento de la etiología  y  que siguen  provocando  graves  consecuencias para la salud humana y veterinaria. Sin duda, la participación de este congreso, la captura de nuevo conocimiento y sobre todo la incorporación de nuevas disciplinas e investigadores a la Acuicultura nos permitirán acelerar el avance en el conocimiento de P. salmonis y Caligus para el diseño del control  sustentables para nuestra Industria”, explicó Rolando Ibarra, Jefe de Área de Salud e Inocuidad de Intesal.

Asimismo, el profesional de Intesal pudo identificar importantes avances en las áreas de genómica, interacción con vectores, virulencia y tratamientos que podrían ayudar a diseñar soluciones basadas en el conocimiento básico de  estos patógenos con un enfoque en acuicultura. Entre ellas,  la funcionalidad del genoma de más de 28 especies de patógenos del grupo rickettsial, la identificación de genes únicos del género, la correlación entre tamaño del genoma y la virulencia de la  bacteria,  la compleja interacción patógeno hospedero,  la generación de vacunas para el control de vectores, el rol de las amebas en la evolución del genoma de enfermedades rickettsiales y su importancia como reservorio ambiental de algunas enfermedades. “Todo lo cual se traduce en oportunidades de encontrar soluciones al desafío que el SRS plantea a la industria”, concluyó Ibarra.