¿Por qué en Santiago sí y en Los Ríos no? Por Arturo Norambuena, consejero regional

Todos los chilenos, incluidos los adultos mayores de regiones, están subsidiando también los pasajes de los adultos mayores de Santiago

Hace un tiempo, nos enteramos de un beneficio otorgado por el Metro a los adultos mayores de la Región Metropolitana. Se trataba de la extensión de la tarifa rebajada, de carácter ilimitado, en los pasajes del metro, lo que causó impacto en los ciudadanos de esa zona de Chile y que, sin duda, recibieron muy agradecidos. 

Para  conocimiento de los lectores, el Metro forma parte del Transantiago el cual, a su vez, es financiado por un subsidio que pagan todos los chilenos. Esto significa que todos los chilenos, incluidos los adultos mayores de regiones, están subsidiando también los pasajes de los adultos mayores de Santiago. 

 Y aunque en paralelo exista la Ley Espejo del Transantiago, que entrega recursos para lograr mejorías en el transporte público de regiones, estos no van dirigidos a alivianar el bolsillo de los adultos mayores, sino,  entre otros, a subsidiar el proceso de “descharratización” que beneficia a los empresarios dueños de máquinas de transporte público. 

De lo anterior se desprende una  clara discriminación que, para variar, beneficia a gente de Santiago  en desmedro de los de regiones

Hace unos meses,  en nuestra región celebramos la entrega de nuevos buses con un subsidio cercano a los 900 millones de pesos y en los próximos días el  Ministerio de transportes propondrá  1.700 millones más. ¿Sería muy aventurado pensar que de esos $ 2.600 millones podrían fácilmente destinarse unos 300 millones a financiar un pasaje rebajado a nuestros Adultos Mayores?

Es por esto que, ad portas de una discusión sobre la Ley de Presupuesto para el próximo año, solicito a nuestros parlamentarios   agreguen una glosa en el artículo correspondiente de la ley Espejo, autorizando al Ministerio de Transportes para que  reglamente la entrega en regiones  de un subsidio en el transporte público a los Adultos Mayores. Con toda seguridad  se les premiará con una reelección.