Agricultora de Valle Simpson mejora su producción gracias al aumento del riego instalado

Inversión de más de $ 6 millones realizada en conjunto con INDAP, con recursos del Plan Especial, permitieron optimizar la eficiencia del recurso agua y mejorar la calidad de vida de toda su familia

La vida de Flor Troncoso y su familia ha dado un salto de calidad gracias a un elemento primordial en la agricultura, el agua, recurso con el que cuenta en su predio en Valle Simpson, pero que debido a la falta de inversión consumía hasta 24 horas de trabajo ininterrumpido para el desarrollo de las labores productivas.

La señora Flor cuenta un poco sobre cómo cambió la forma de trabajar la tierra gracias al apoyo de INDAP: “El problema acá era para las hortalizas, y para elaborar el emprendimiento de frutilla, era el agua,  tenía una sola vertiente que queda como a un kilómetro de distancia de donde están mis huertos. Empezamos trayendo agua por mangueras, un trabajo de nosotros no más, compramos un estanque y lo conectamos a las cintas de riego que teníamos”. Con la inversión realizada en conjunto con INDAP, se optimizó el tiempo de la agricultora, así nos cuenta la señora Flor: “Desde la vertiente trajimos el agua, y tenemos un tanque de 25 mil litros, y un tanque chico de 700, lo máximo que ocupamos es una hora dependiendo como esté el terreno, si no son 20 minutos, media hora”.

Enamorada de la vida en el campo, esta madre de 4 hijos agradece haber sido beneficiada por los programas de fortalecimiento de riego y tecnificación de INDAP, que redujeron el tiempo dedicado a las labores de riego, y que permiten pensar en aumentar la superficie dedicada a diversos cultivos.

El director regional (s) de INDAP, Ricardo König, destacó el apoyo del Gobierno Regional y su Consejo, así como el trabajo realizado por los profesionales de riego, que de forma eficiente han desarrollado proyectos que permiten mejorar la calidad de vida de las familias campesinas: “Los proyectos como el de la señora Flor Troncoso reflejan el esfuerzo de la institución en acortar la brecha productiva de la Agricultura Familiar Campesina. Son inversiones puntuales, que permiten asegurar y optimizar el uso del recurso agua, y así generar mejores condiciones de vida para quienes trabajan la tierra y nos entregan alimentos sanos. Gracias a los recursos entregados por el Plan Especial de Zonas Extremas los pequeños campesinos han aumentado su productividad e ingresos”.

Así como la señora Flor Troncoso, otras 383 familias han sido beneficiadas por el programa de Tecnificación de Regadío Intrapredial y Extrapredial que desarrolla el Ministerio de Agricultura, a través de INDAP, gracias al Plan Especial de Zonas Extremas, aprobado por el Gobierno Regional y su Consejo. Un esfuerzo de $531 millones que ha permitido invertir en proyectos productivos de las familias campesinas de toda la región.