Diputados votaron a favor la creación de Departamento Agronómico en BancoEstado

Con 139 votos a favor  fue aprobado  este martes 5 de junio  el proyecto de resolución presentada por el diputado Harry Jürgensen en calidad de autor y que busca como objetivo primordial  mejorar las herramientas de financiamiento del Banco del Estado de Chile para pequeños productores agropecuarios con proyectos en el sector frutícola, hortícola o ganadero.

La iniciativa impulsada desde un principio junto al parlamentario Frank Sauerbaum Muñoz busca reinstalar una  Gerencia Agrícola que funcionaba  hasta el año 2006 y que formaba parte de un departamento agronómico, que contaba con 6 supervisores zonales distribuidos de norte a sur,  con sus jefes regionales  y con ejecutivos especializados en explotaciones agropecuarias con las capacidades y competencia necesaria para atender a las familias campesinas.

Según el diputado Jürgensen “el banco de todos los chilenos”  fue mutando sus prioridades,  las diferencias con el resto de la banca fueron desapareciendo y paralelamente se complejizaron  las operaciones crediticias para los pequeños agricultores. Un situación que requiere urgente enmienda, señala el parlamentario.

“Se hace necesario que la banca conozca bien cómo y en qué momento son necesarias las inversiones en el mundo del agro. Por ejemplo cuando se requiere de capital de trabajo para renovar maquinarias, invertir en equipos, para sembrar o fertilizar, para controlar alguna plaga, para enfrentar algún factor climático  y también conocer en qué momento el agricultor recibe los frutos, cuando cosecha y cuando recibe el pago de del trabajo de todo un año, semestralmente o mes a mes”,  indico el parlamentario.

Durante su alocución y defensa de la iniciativa el parlamentario abogó a favor de los pequeños agricultores y la necesidad de restablecer una “banca amigable” que tenga en mente conceptos dinámicos como  innovación, reconversión agrícola o cambio climático u otros factores.

“Una banca amigable presidente también debe considerar los riesgos que enfrenta toda inversión en el campo y ofrecer seguros que puedan cubrir las espaldas de campesinos y campesinas en caso de que sea necesario”

El diputado Jürgensen llamo a “no descuidar el apoyo directo a la agricultura familiar campesina, en especial a aquellos pequeños agricultores  que no son usuarios de INDAP  y que sin embargo representan lo mejor de la tradición campesina en cuanto a compromiso y responsabilidad en el cumplimiento de sus obligaciones crediticias”, según remarco en su intervención.

Con el respaldo obtenido la cámara de diputados resolvió oficiar al presidente de la República para que instruya a los ministros de Hacienda y Agricultura la realización de una presentación ante el Consejo Directivo del Banco del Estado de Chile a fin de crear al interior de la institución el Departamento Agronómico, con el objeto de brindar un apoyo financiero más especializado a la Agricultura de nuestro país y créditos acordes a la realidad del sector. Lo anterior, a modo de diseñar mecanismos internos que vayan en la línea de reducir las brechas vinculadas a la aplicación

Documento adjunto

En Chile existe una amplia gama de opciones de financiamiento para la agricultura, siendo algunas de ellas de carácter universal y otras netamente específicas para el sector agropecuario, como aquella que destina el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) en directo financiamiento de la pequeña agricultura. Además, desde el punto de vista del sector financiero, participan a su vez algunos bancos, cooperativas -en especial las de ahorro y crédito- empresas de factoring, entre otros

Con la creación del Banco del Estado de Chile, un 24 de julio de 1953, se fusionó la Caja de Crédito Hipotecario, la Caja Nacional de Ahorros, el Instituto de Crédito Industrial y la Caja de Crédito Agrario. Respecto a esta última, se estableció para el sector agrario un departamento especializado (2), que por largos años lo ha diferenciado de otras entidades financieras en razón a que las otras entidades, en su mayoría, “no tienen una línea de trabajo especializada para el sector, [teniendo] a la agricultura como a una dentro del total”

En promedio el 16,2% de las explotaciones frutícolas, hortícolas y bovinas en nuestro país optan por el Banco del Estado para el financiamiento de su producción, quedando en algunos casos por debajo de otros créditos vinculados con las cooperativas de ahorro y crédito (4). Aquella preferencia es el resultado de la cantidad de antecedentes que requiere la banca a los productores, pero teniendo claro que “solicitar financiamiento a la Banca puede ser más conveniente en cuanto al costo mismo”

Si bien, para el Banco del Estado, el área de la agricultura es un foco de atención (6), con el pasar del tiempo aquello que lo ha diferenciado de otras entidades financieras, desde un punto de vista de su organigrama corporativo (7), ha desaparecido y hoy en día los asuntos vinculados con el agro son vistos y analizados por la Gerencia Corporativa de Riesgo, especialmente por su Unidad de Microempresas.

Sin lugar a dudas, al interior del Banco del Estado se debe efectuar una adecuación, de modo de ir en la línea de disminuir la brecha para el mejoramiento de condiciones de crédito para el sector agropecuario, entendiendo la estacionalidad de la producción, los cambios climáticos, los ciclos de precios, entre otros, a fin de generar adecuaciones a los sistemas de evaluación internos a fin de dar cumplimiento cabal al objetivo de “favorecer el desarrollo de las actividades económicas nacionales” (8). Ya que, a modo de ejemplo, el propio Informe de Condiciones de Acceso a Financiamiento para Agricultores Frutícolas, Hortícolas y Ganaderos del Odepa señala que:

“En ganadería lechera ( …) existe un número significativo de productores del segmento que desean escalar. En general, se escala con mayor superficie, lo cual se trata como un crédito hipotecario con garantías del terreno. En cambio, si se desean inversiones para mejorar la productividad se debe recurrir a otros tipo de garantías lo cual dificulta este escalamiento (maquinaria, sistemas de riego y/o mejoras dentro de la explotación)”.

Por su parte, el Congreso Nacional no ha quedado ajeno a la situación de los productores agropecuarios, en vista y considerando que el 1 de julio del 2013, las Comisiones de Hacienda y Agricultura Unidas del Senado efectuaron una sesión con el objeto de analizar el acceso al crédito, situación financiera y de endeudamiento del sector agrícola, particularmente de la microempresa y de los pequeños productores agrícolas. Finalmente, a fines del mes de marzo, los ministros de Agricultura y Hacienda se reunieron para analizar el rol que juega el Banco Estado en el acceso a financiamiento para los agricultores.

Con estos antecedentes a la vista el diputado Jürgensen presenta el acuerdo que resulto aprobado por 139 votos a favor y solo cuatro abstenciones.

Recommended
En sesión extraordinaria, realizada en dependencias de la Municipalidad de…