Diputado Jürgensen valoró respaldo presidencial a iniciativa denominada inicialmente Pago Oportuno

Pago a 30 días” o “proyecto 30 días” es el nombre que finalmente se le dará al denominado Pago oportuno y que fue promovido en el mes de mayo por el diputado Harry Jürgensen cumpliendo y respaldando así un compromiso de campaña con el presidente de la Republica Sebastián Piñera.

La información dada a conocer oficialmente por la Presidencia fue recibida con satisfacción por el parlamentario del Distrito 25 ya que el proyecto en si busca aliviar la tensa situación que viven muchas pequeñas y medianas empresas que son  víctimas del pago tardío de sus facturas por parte de empresas de mayor tamaño e incluso en algunas ocasiones por el propio Estado, indico Jürgensen.

“Es sabido que esta situación afixia a los pequeños empresarios y paraliza su capital de trabajo. En algunos casos la “espera”  puede llegar a los 90 días, una situación contra la cual nos oponemos con firmeza”, señalo el parlamentario del Distrito 25 agregando que  potenciar el crecimiento y la inversión en la línea de la reactivación económica es y será siempre el camino correcto

Por su parte el Presidente Sebastián Piñera señalo que “lo más importante para las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas, y para todos nuestros compatriotas, es que la economía chilena crezca en forma sana. Eso genera oportunidades, más ventas, más empleos, mejores salarios”.

En la presentación de la iniciativa el mandatario explicó que habrá un plazo de transición primero de 60 días, luego de 45, para finalmente llegar a los 30 días. Además, el Presidente anunció que se está estudiando junto al Servicio de Impuestos Internos el poder ligar el aprovechamiento del IVA de las empresas al pago de las facturas dentro del plazo de 30 días, como una manera de motivar y facilitar que se les pague en un plazo máximo de 30 días a las micro, pequeñas y medianas empresas.

El mandatario indico de igual manera  que la guía de despacho electrónica va a permitir controlar el proceso íntegramente, desde que se despacha la mercadería, se emita la factura, hasta el pago. De esta manera se tendrá un control al día, en línea y muy exigente, para que esta ley se cumpla, y a los pequeños, micro y medianos empresarios se les pague en forma oportuna, dentro del plazo de 30 días.