Berger tildó de “urgente” una reforma al sistema tributario y un estatuto diferenciado de derechos para la tercera edad

Como “urgente” calificó el diputado por Los Ríos Bernardo Berger una reforma al sistema de pensiones y un estatuto diferenciado de derechos para los adultos mayores, tras la sesión especial se la Cámara Baja para analizar la delicada situación de endeudamiento de la tercera edad.

Al respecto, Berger manifestó  que el complejo escenario obliga a replantear el sistema previsional chileno, así como las discriminaciones que sufren los adultos mayores por parte de la banca y entidades comerciales. “Es una situación que nos lleva a que hoy analicemos este escenario como un desafío del cual no podemos desentendernos, ya que con estas proyecciones, en 30 años más un tercio de nuestra población pertenecerá a este segmento”.

El parlamentario detalló que el incremento de la población de adultos mayores ha sido sostenido desde hace ya varios años y que a 2050 se prevé que supere los 4 millones y medio de personas.

“Se sabe, a partir del último estudio realizado por el Centro de Políticas de la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Asociación de AFP, que la expectativa de vida hoy en día es de 90 añosen el caso de las mujeres y de 85 en el caso de los hombres, y que en cuanto a las condiciones de vida actuales, un 75,9% no tiene dependencia física y más de un tercio considera que tiene buena salud, y que incluso un 75,1% de ellos señala no tener problemas para recordar cosas” explicó. 

Cabe mencionar que el mismo estudio, señala además que un 33,8% admitió estar con tratamiento médico por Hipertensión arterial durante 2017, un 14,5% por Diabetes y un 30,8 aseguró no estar en ningún tratamiento. 

Sinembargo, hasta 2015 un 6,6% de ellos se encontraban en situación de pobreza y ya en 2016 esa cifra ascendió a un 22,8%, siendo también ellos jefes de hogar en la mayoría de estos casos.

El legislador añadió que “el mismo estudio, señaló además que el ingreso promedio de quienes tienen más de 65 años es de $ 337.551, y que ante la pregunta realizada por este estudio en cuanto al motivo por el cual continúan trabajando, un 64,5% respondió que lo hacía por necesidades económicas, en tanto que sólo un 17,1% indicó que lo hacía por gusto a su trabajo, un 14,7% indicó que lo hacía para mantenerse activo y un 2,6% para no quedarse en casa”.

Agregó que “claro está que urge una reforma al sistema de pensiones y, lo que es aún más urgente tal como lo he planteado en varios proyectos de resolución que he ingresado durante los últimos 2 años, urge un estatuto diferenciado de derechos para nuestros adultos mayores. Por lo que espero que esta sesión sea el puntapié inicial para tomar cartas definitivas en torno a la situación de quienes tanto dieron por este país y a quienes mucho debemos”.