Seremi de Agricultura: estamos embarcados en un plan para recuperar la productividad de las praderas y pastizales naturales

Un grupo multidisciplinario de expertos en praderas entre botánicos e ingenieros agrónomos especialistas en suelos junto a las autoridades del sector, seremi de Agricultura, José Fernández y la presidenta de la Asociación de Ganaderos Grany Martic, juntos a diversos productores realizaron el día de ayer  una visita de a la estancia Guayrabo, distante aproximadamente a 20 kilómetros de Punta Arenas, para analizar  en conjunto los efectos que genera la presencia de la maleza exótica invasora conocida por los ganaderos como pilosella (Hiercium pilosella), una planta, herbácea, no palatable por el ganado y que se propaga fácilmente, inhibiendo el crecimiento de plantas que son estratégicas para la ganadería como es el trébol blanco (Trifolium repens) y otras más, esta característica justamente la hace peligrosa para el desarrollo de la ganadería.

La actividad se realizó con la visita del experto internacional y especialista en control de la maleza pilosella, Pablo Ciriotti, ingeniero agrónomo PhD, profesor e investigador de la Universidad de Buenos Aires, quien expuso en las Jornadas Ganaderas.

El secretario regional Ministerial de Agricultura, José Fernández, explicó que en el marco del programa PTI Ovino de Corfo, se realizó una intensa jornada de trabajo manifestando que “la vista del experto argentino en control de pilosella es sumamente importante ya que estamos propiciando un plan de recuperación de las praderas y pastizales naturales, ya que está planta invasora es una maleza que ha estado invadiendo y con esto  disminuyendo el valor productivo, al producir menos forraje para el ganado. Por eso, es necesario poder desarrollar un plan estratégico transversal que involucre a los centros de investigaciones regionales, universidades, agencias del agro y a los propios productores en controlar esta maleza y otras que podrían establecerse en Magallanes en un escenario de cambio climático. 

El anfitrión de la visita a terreno fue el administrador de la estancia Guayrabo, Jorge Ivelich, quien enseño el grado de avance que presentan la invación de la pilosella en las cuatro mil hectáreas (Para que nos hagamos una idea, un campo de fútbol suele medir una hectárea) que maneja para uso de ganadería bovina principalmente. 

La visita se enfocó en una empastada de 10 hectáreas de pradera mixta cuyo mejoramiento fue posible a través del programa de Sistemas de incentivos para suelos degradados que administra el SAG, conocido como SIRD-S. Ivelich relató a los presentes que el establecimiento de dicha empastada compuesta por trébol, festuca y ballica ha permitido combatir la maleza durante ya tres años, recuperando la productividad del potrero, lo que contrasta a pocos metros con una colina toda cubierta de la temida pilosella.

Grany Martic presidenta de Asogama añadió que “la pilosela es una maleza exótica que ha estado invadiendo en forma creciente no solo la provincia de Magallanes, hay en Tierra del Fuego  y también algunos lugares  en Ultima Esperanza. Definir un programa, ojalá bajo el marco del PTI, con una estrategia para abordarla y manejarla y primero, para que todos  tomemos conciencia, sobre todo el sector ganadero y las consecuencias “ para tomar las providencias y no tengamos problemas”, afirmó la dirigente de Asogama, quien tuvo a cargo las exitosas jornadas ganaderas de Magallanes.

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notify of
Recommended
Intendente Harry Jürgensen se reunió en Santiago con ministra de…