Comunidades Mapuche de Los Ríos buscan poner en valor técnicas ancestrales en sus emprendimientos silvoagropecuarios

Reconocer y relevar las técnicas ancestrales del pueblo mapuche en la Región de Los Ríos, es el objetivo de las cinco comunidades beneficiadas por el Fondo de Desarrollo Indígena de CONADI, y que –a través del desarrollo de un programa de asistencia técnica- buscan perfeccionar y profesionalizar sus emprendimientos a través del rescate y puesta en valor de su cultura productiva.

La iniciativa se enmarca en un proyecto denominado “Desarrollo de una producción integral y territorial de la agricultura familiar mapuche”, el cual fue parte de un concurso público impulsado por el organismo, y cuya ceremonia de inicio se realizó esta semana en dependencias de la Universidad Santo Tomás de Valdivia. En ella participaron el Seremi de Desarrollo Social, Carlos Rolack,  el Director (s) de Conadi Los Ríos, Pablo Andrade Paillalef, además de representantes de las 85 familias beneficiadas.

En esta oportunidad, las comunidades que reciben recursos son Kalfu Mawida de la comuna de Río Bueno quienes obtendrán 27 millones de pesos; Comunidad Indígena Saturnino Leal Neiman de Los Lagos, con 33 millones de pesos; Comunidad Indígena Amelia Silva Colipan de Los Lagos, con 54 millones de pesos; Comunidad Indígena Quemchúe de Lanco, con 99 millones de pesos y finalmente la Comunidad Indígena José Guillermo Almonacid Levicoy de Paillaco, con 33 millones de pesos. La principal inversión de cada de una de las comunidades, será adquisición de maquinarias, infraestructura e insumos para cultivo.

El Director (S) de la CONADI en Los Ríos, Pablo Andrade Paillalef, destacó que “estamos comprometiendo la participación efectiva de las comunidades beneficiadas, a través de una puesta en relevancia de las prácticas de identidad cultural, enfocadas no necesariamente al carácter artístico o social, sino que de todo lo que implica el desarrollo económico interno de las comunidades y del territorio. Con estas iniciativas se ha puesto de manifiesto un tipo de agricultura que está en completa relación con el medio ambiente, ya que mantiene los ejes ecosistémicos y el respeto hacia la biodivesidad. Tenemos comunidades asociados a la costa, a la cordillera y ellos desarrollan un principio agroecológico acorde a su entorno. Ese es uno de los enfoques que como institución nos interesa promover”, aseveró.

Por su parte, María Alejandra Nahuelpán, quien está a cargo de la asesoría, explicó que si bien cada uno de los proyectos de las comunidades apunta a intereses específicos, todos tienen como componente común la agroecología: una línea de trabajo que sigue las formas y técnicas de la cosmovisión mapuche. “Nuestra tarea es motivar a las comunidades a perfeccionarse en la producción agroecológica, para que tengan una proyección sustentable en el tiempo, no sólo en cantidad, sino que en calidad de sus productos”.

Cabe decir que este programa responde a una etapa complementaria a la adquisición de tierras otorgadas por la Ley Indígena N° 19.253, de la cual las cinco comunidades fueron beneficiarias anteriormente. Con esto – mediante asesoría técnica en la compra de bienes e insumos, además de acompañamiento en la implementación de sus procesos productivos- se busca contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de las familias con aumento de sus ingresos, así como con la construcción de capital social comunitario.

Dicha asesoría –en tanto- se desarrollará durante siete meses y cuenta con dos etapas: la primera contempla visitas a terrenos y acompañamiento en la ejecución de cada uno de los proyectos; y la segunda, fijada para principios del 2019, considera talleres de capacitación en los tópicos que cada una de las comunidades estime pertinente en relación a sus emprendimientos.

Paulna López Soles / Periodista