Abasto Los Ríos propone realizar regalos corporativos con identidad regional

Abasto Los Ríos, distribuidora de productos gourmet de Valdivia, propone poner en valor la cultura y patrimonio gastronómico de la Región de Los Ríos mediante regalos corporativos que incluyan productos de elaboración local.

“Las empresas e instituciones, como embajadoras de nuestra región, cumplen un importante papel en relación con la valoración de nuestros productos. Al elegir un regalo que los representa están enviando un mensaje, quiéranlo o no, tanto en relación con su origen como con su destino, pensando en los materiales que contiene y cómo afectará al ambiente una vez desechado”, señala Lorena Hantelmann, integrante de Abasto Los Ríos SpA.

La sociedad, que surge el año 2016, la integraron desde sus inicios las empresas locales Gourmet Consérvanos, Ayelen Los Ríos, Lagar de Lobos y Tradición del Sur, sumándose con el paso del tiempo nuevos proveedores, como Ki-Nua, SiempreBerries, Mailen – Mapu, Calle – Calle y Fen Sur, quienes ofrecen productos del rubro alimentos y bebestibles.

Hantelmann destaca que en la mayoría de los productos se utilizan materias primas que provienen de la zona para su elaboración, teniendo como proveedores a productores y recolectores locales, contribuyendo así a fomentar la agricultura a pequeña escala.

Abasto Los Ríos ofrece cajas y maletines de cartón reciclado que contienen una selección de productos regionales, ideales asimismo para congresos y actividades gremiales. Estas cajas pueden ser temáticas o personalizadas, adaptándose a los requerimientos del cliente.

Alternativas personalizadas

“Abasto Los Ríos surge rescatando la idea de un gran mercado; nuestra propuesta es que estemos todos reunidos para que al cliente le sea fácil reconocer y elegir un obsequio especial, que lo identifique y le dé un sello personal, con productos regionales”, detalla Lorena Hantelmann.

Este concepto se amplía a quienes representan al comercio y al Gobierno en la zona, sostiene: “Las instituciones y las empresas de la región tienen la oportunidad en las fechas especiales de mostrar que están valorando la producción local, de dar una señal que los identifique con su origen y su conciencia ambiental, ya que la elección que hagan dirá mucho sobre su real conexión con la importancia del cuidado del planeta”.

Uno de los argumentos en contra a la hora de privilegiar lo local por sobre lo extranjero, se basa en general en su costo. Al respecto, Hantelmann destaca que esta es la ventaja de poder trabajar con proveedores locales: “Ofrecemos diferentes opciones”. Lo interesante, apunta “es generar el vínculo y poder coordinar un trabajo en conjunto que contribuya a crear conciencia del valor del concepto “Hecho en Valdivia”, como sinónimo de productos no solo de calidad, sino también de conciencia ecológica y social.