SAG se reunió con poderes compradores  de trigo y laboratorios de ensayo de Biobío y Ñuble

En el marco de la Ley de Transacciones Comerciales de Productos Agropecuarios se informó a los representantes de las empresas las modificaciones al reglamento para esta temporada.

Previo al inicio de la temporada de compra de trigo el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) organizó una reunión informativa para los representantes de las empresas compradoras de trigo y de los laboratorios de ensayo de las regiones del Biobío y Ñuble en el marco de la Ley N°20.656 de Transacciones Comerciales de Productos Agropecuarios, la cual se realizó esta mañana en Chillán y contó con la participación del Seremi de Agricultura, Fernando Bórquez, y del director Regional del SAG, Javier Capponi.

Al respecto, el seremi de Agricultura de Ñuble, destacó que “estamos próximos a la cosecha y comercialización del trigo, por lo tanto, es muy importante esta reunión, que el SAG se reúna con las empresas industriales y se analice la Ley Nº 20.656, sus procesos, toma de muestra y contramuestra, entre otros aspectos, que den plena garantía y transparencia del sistema a los agricultores”.

Por su parte el director regional del SAG de Ñuble señaló que “desde que comenzó esta normativa, el año 2013, organizamos una reunión previa al inicio de temporada, oportunidad en la que analizamos la temporada anterior y los incumplimientos. Esta temporada las modificaciones que realicen los laboratorios, en relación a personal, equipos, manuales, entre otros, se podrán realizar a través del Sistema Trámites en Línea del SAG, el que está disponible en el linkhttp://tramitesenlinea.sag.gob.cl, previo a solicitud de clave única en el Registro Civil”.

Asimismo, informó que la temporada 2017-2018 se cursaron 4 infracciones, producto de la no entrega de información al SAG, envío de resultados al productor e incumplimiento a los métodos analíticos. En la oportunidad también se respondieron las consultas y dudas de los asistentes.

La Ley de Transacciones Comerciales tiene como finalidad transparentar la primera transacción comercial entre el productor de trigo y los agroindustriales o corredores de granos, para asegurar un pago justo y transparente para el productor, de acuerdo a las características de su producto. En este sentido el directivo del SAG indicó que “es requisito que cada agroindustrial publique un listado de precios de referencia, el que debe estar ubicado afuera de sus dependencias, permitiendo de esta forma que los productores conozcan las condiciones comerciales ofrecidas para la compra de su producto”.

La normativa también contempla que las básculas de pesaje estén calibradas por un Laboratorio Calibrador autorizado por el SAG, la emisión de una guía de recepción que incluya toda información referente a las condiciones establecidas para la comercialización. Además los inspectores del SAG deben fiscalizar los envíos de los resultados de los análisis realizados en los Laboratorios de Ensayo dentro de un plazo establecido, medida que permite al agricultor solicitar el análisis de una contramuestra de su producto en caso que no esté conforme con el resultado entregado por el Laboratorio de Ensayo, enviando la muestra a un laboratorio arbitrador autorizado por SAG, cuyo resultado dirime la controversia.

En la región del Biobío existe un universo de 10 agroindustriales y 7 laboratorios de ensayo. En el caso de la región de Ñuble hay 22 poderes compradores y 13 laboratorios de ensayo.