ICER arroja altos niveles de pesimismo en habitantes de la Región del Biobío

Un tercio de los encuestados considera que la situación económica actual de la Región del Biobío es mala y sólo un 11% opina que es buena, de acuerdo al informe elaborado por la carrera de Ingeniería Comercial de la USS.

El porcentaje que cree que en dos años más la situación de la región será mejor se eleva a un 32%, mientras que un 24% opina que será peor, siendo el segmento etario que se ubica entre los 18 y 35 años el más optimista.

Pesimismo arrojó  la vigésima primera versión del Índice de Confianza en la Economía Regional, ICER USS, elaborado por la carrera de Ingeniería Comercial de la Universidad San Sebastián. De acuerdo a la encuesta, aplicada en la Región del Biobío, un 28% considera que su situación económica personal está peor que hace un año y un 31% opina que la situación de la región es mala.

No obstante, de acuerdo al instrumento, la percepción mejora cuando se pregunta por el futuro. De este modo, un 37% responde que la situación económica del país en dos años más será mejor mientras que un 32% de los encuestados tiene una apreciación positiva sobre el futuro de la región.

La encuesta, que fue aplicada entre el 13 y 27 de septiembre, consideró una muestra de 504 casos de la actual Región del Biobío, sin considerar la nueva Región de Ñuble, por lo que no es posible hacer comparaciones con las pasadas mediciones.

Luis Felipe Slier Muñoz, director de la carrera de Ingeniería Comercial de la Universidad San Sebastián Concepción,  dice que la encuesta refleja una visión pesimista de la actividad económica, tanto nacional como regional en la nueva Región del Biobío.

“Esta desconfianza va de la mano con las  expectativas de consumo, pues podemos ver que un alto porcentaje de encuestados, específicamente un 59%, considera que no es un buen momento para adquirir bienes duraderos como una casa o un automóvil. Es preciso señalar que  los encuestados pertenecientes al nivel socioeconómico D se muestran mucho más pesimistas respecto de adquirir este tipo de bienes, lo cual se explica por su bajo nivel de ingresos”, dice el académico.

En la consulta sobre adquisición de bienes durables, los más pesimistas son los habitantes del Gran Concepción, las mujeres, personas mayores de 56 años y los pertenecientes al segmento socioeconómico D.

Esta percepción negativa se reafirma al consultar sobre la conveniencia de solicitar un crédito bancario. Un 66% considera que es un mal momento para endeudarse y solo un 10% opina que es un buen momento. En el caso de las personas del  GSD, el porcentaje de respuestas negativas asciende al 79%.

Mejor el futuro

A pesar de las negativas cifras que arroja el estudio de percepción, se observa un mayor optimismo respecto del futuro. Un 37% considera que la situación del país estará mejor en dos años más y un 32% dice que la situación regional mejorará. Las personas de Los Ángeles se muestran más optimistas que los habitantes del Gran Concepción tanto respecto de la situación futura del país como de la región. En cuanto a edad, las cifras más positivas se obtuvieron en el segmento de 18 a 35 años.

Daniela Catalán Ramírez, académica de Ingeniería Comercial de USS Concepción, valora esta percepción positiva pues “probablemente una mayor confianza nos ayude a dinamizar nuestra economía potenciando el crecimiento y el empleo y, de esta manera, logremos mejorar la calidad de vida de la población”.

Luis Felipe Slier explica que la confianza es “un factor primordial para el éxito de las políticas públicas y que  es necesario que como región trabajemos en generar instancias colaborativas que permitan mejorar la confianza sobre el nivel de actividad de la región y de esta manera logremos generar mayor crecimiento”.

Otros aspectos

Al igual que en todas las versiones, el estudio abordó preguntas de contingencia. Se incorporó una consulta sobre la situación económica de Biobío tras la creación de la Región de Ñuble. Un 61% dice que se mantiene igual, un 15% cree que empeoró, un 11% opina que mejoró y un 13% no sabe o no responde.

“Al analizar por edad, género, grupo socioeconómico y por comuna no se observan diferencias significativas en los resultados”, puntualiza Luis Felipe Slier.

Al consultar cuáles son los ámbitos en que se deben enfocar las políticas públicas en la región, los encuestados respondieron: delincuencia (69%), calidad de los servicios  de salud (47%) y desempleo (35%), entre otros.

Las áreas elegidas dan cuenta “de una preocupación por mejorar los niveles de seguridad en nuestra región, lo que está en línea con la visión pesimista que hoy tenemos y que, además de generar malestar y  riesgos en términos sociales, repercute en el comercio local. Por ende, es necesario que un importante porcentaje de los recursos regionales se concentre en la ejecución de políticas públicas,  y su posterior fiscalización, que tengan como objetivo menguar la delincuencia pues este es un problema que hasta el momento no ha tenido una completa solución”, concluye Daniela Catalán.

Recommended
Pueden contraer enfermedades como grastroenteritis, infecciones en los ojos, irritaciones…