Clases formativas y conciertos gratuitos es lo que trae durante enero el campamento musical más antiguo de chile

Foto: Maite Bustamamnte

El Campamento Musical Marqués de Mancera celebra veinticinco años de existencia, marcado por la difusión de la música y capacitación de niñas, niños y jóvenes intérpretes, posicionando a Valdivia como polo de desarrollo musical y modelo a seguir para la generación de nuevos campamentos a nivel nacional.

Foto: Maite Bustamante

La música como instrumento transformador. Este sábado 12 de enero al mediodía se realizó la inauguración del XXV Campamento Musical Marqués de Mancera en el Gimnasio Municipal de Niebla, en la que participaron diversas autoridades de la Región de Los Ríos, la Universidad Austral de Chile y talentosos jóvenes intérpretes provenientes de 34 comunas del país.  

El concierto inaugural, acompañado de un nuboso día en la costa valdiviana, estuvo a cargo de la Orquesta Sinfónica Estudiantil Metropolitana, dirigida por Christian Lorca y compuesta por 72 jóvenes de entre 14 y 18 años de distintas regiones del país, quienes comenzaron interpretando el himno nacional. Tras ello, vinieron las palabras de bienvenida del coordinador de los Campamentos Musicales y miembro del directorio de la FOJI, el profesor Pablo Matamala, quien comentó las novedades y dificultades de este nuevo aniversario:

— Lo medular es la formación de las orquestas: infantil, juvenil, barroco y un ensamble de guitarras. Lo nuevo es un curso de dirección, luthieres que estarán ajustando instrumentos y  la presencia de invitados estrellas; un cuarteto de violonchelistas de Viena y siete profesores de Washington, Estados Unidos, pertenecientes a YOA ( The Leaders Global Program). Son 25 años, 25 hijos y cada hijo es una problemática distinta, la búsqueda de recursos es una situación abismante, pero afortunadamente este año tuvimos el apoyo del Gobierno regional y el Concejo Municipal. Lo importante es que en Valdivia y Niebla se genera un desarrollo cultural, somos el campamento más antiguo de Chile, de aquí han salido muchos otros campamentos y hoy día es un modelo que se está siguiendo a nivel país.

Posicionar a Valdivia como punto de encuentro formativo de nuevos talentos nacionales es el objetivo del evento organizado por la Universidad Austral de Chile, a través de su Facultad de Arquitectura y Artes, y que tras un cuarto de siglo ha visto participar a más de siete mil músicos.

Entre el 12 y el 20 de enero y como cada inicio de verano, el Campamento Musical ofrece clases de perfeccionamiento a jóvenes músicos —con distintos niveles de estudio—, y, en paralelo, conciertos gratuitos a la comunidad. En esta oportunidad, se presentarán más de 30 conciertos en la región. En Valdivia los lugares escogidos son el  Gimnasio Municipal de Niebla,  El Torreón Los Canelos (Feria de las Antigüedades), Isla Mancera, Parque Urbano El Bosque, Las Ánimas y la Plaza de la República.

Con la presencia de más de 400 músicos, el evento único en su tipo en el sur de Chile, nació de los sueños de un pequeño grupo de amantes de la música, donde estaban el Dr. Teodoro Kausel, los profesores Héctor Escobar, Osvaldo Urrutia, Pablo Matamala y otros colaboradores, quienes pensaron en un camping musical en la Isla de Mancera, donde Kausel tenía su casa de veraneo.

— Este campamento significa renovar nuestro compromiso con la difusión de la música y las artes. Como universidad estamos siempre tratando de innovar y tener proyectos como el campamento musical, donde divulgamos disciplinas artísticas que se inculcan en la universidad y que son disfrutadas por un público amplio.  Este año cumple una fecha muy significativa, que atrae a muchos jóvenes de muchas partes y, por otro lado, que ocupa muchos espacios de Valdivia y su entorno. La asociatividad y el trabajo conjunto de quienes participan dan cuenta del involucramiento que hay en niños y niñas, profesores, colegios y sus familias, y creemos que el fortalecimiento de la apreciación del arte y la cultura es lo que hace fortalecer nuestro tejido social, destacó, por su parte, Leonor Adán, directora de Vinculación con el Medio UACh, en representación del rector, Óscar Galindo.

Los encuentros formativos se realizarán en la Escuela Juan Bosch, con profesores de primer nivel, quienes están a cargo de los ensayos individuales y por grupo, quienes tras el término de la formación se presentan en modalidad orquesta el 20 de enero, donde participarán también el grupo Sueños de Calle (reclusos del Centro Penitenciario Llancahue) y Jaime Barría, integrante del grupo Bordemar. Aaron Glaser, percusionista, Anja Poulsen, flautista, Etty Wake, trompetista, Janet Fischer, violinista, entre otros, son parte de los invitados extranjeros.

Andrea Kantor, directora ejecutiva de la Fundación de Las Orquestas Juveniles e Infantiles de Chile (FOJI), que mantiene mil jóvenes becados a lo largo del país, manifestó estar feliz por la oportunidad de participar y destacó que la música en los jóvenes “potencia sus sueños y la capacidad de creer que con ella van a poder transformar sus vidas, aprender herramientas de disciplina, orden y de acercarse a sus emociones y a las habilidades blandas, todo lo que ella aporta a través de la práctica orquestal no es solamente tocar un concierto, es mucho más que eso, es ser mejores personas”. Y agregó:

— Llegar a los veinticinco años del Campamento Musical es un hito para Chile y la formación de niñas y niños. Como fundación estamos en el tema de la movilidad social, lo mismo que busca este campamento, de darle una oportunidad a los niños, de pasarlo bien, de vivir la música y ver que tienen ahí una herramienta para transformar sus vidas. Queremos estar presentes en este evento que es inédito en Chile y que es maravilloso.

La actividad es financiada por el Ministerio de las Cultura, las Artes y el Patrimonio (Mincap), el Gobierno Regional de Los Ríos, la Municipalidad de Valdivia y Corral, Gendarmería de Chile, Junaeb, FOJI,  Centro Cultural El Austral y el patrocinio del Programa de Líderes Globales, The Leaders Global Program, YOA.