Trabajadores pesqueros movilizados en Biobío: «Anuncio del Gobierno nos deja peor que antes»

El anuncio del gobierno sobre presentar un veto al Proyecto de Ley Jibia para autorizar el cerco además de la potera, como modo de extracción,  tuvo un rechazo categórico en los Trabajadores Pesqueros que están movilizados en la Región del Biobío.

En una primera reacción, uno de los dirigentes de las organizaciones que participan en la movilización, Juan Carlos González, presidente del Sindicato de Capitanes de la Flota de Pesca Industrial, advirtió que el anuncio del gobierno no soluciona en manera alguna la problemática de los Trabajadores Pesqueros.

Las autoridades esgrimen argumentos que los Trabajadores Pesqueros han entregado reiteradamente, en el sentido que no se pesca la totalidad de la cuota artesanal. Capturan 130 mil de 160 mil toneladas que tienen autorizadas, es decir  «no comen ni dejan comer», dijo el dirigente que reprochó duramente al gobierno que no ha recibido a los trabajadores y le recordó que no hay en la mesa ninguna mitigación para quienes quedarán desempleados al paralizar actividades siete barcos, a causa de la eliminación de la pesca con arrastre de media agua. 

Esos trabajadores quedan cesantes y la industria no puede reconvertirse porque un barco potero, de recolección lenta, con proceso a bordo es un barco factoría y éstos no pueden operar del paralelo 47 al sur, es decir «quedamos peor que antes, la  solución del gobierno no es solución para los Trabajadores Pesqueros y el ministro ( Economía ) nos miente al decir que el gobierno es de puertas abiertas porque él acaba de suspender una reunión concertada de nosotros ( los dirigentes de Capitanes, Motoristas, Tripulantes, Fesip, PescaPyme, Sindicato de Tripulantes de Arrastre) con el ministro de Economía y por su instrucción no nos pudo recibir, es lamentable». El conjunto de directivas de organizaciones en conflicto revisará la situación, se adelantó,