Autoridades entregan consejos para que padres y apoderados elijan transporte escolar seguro para sus hijos

Con el propósito de entregar a los padres y apoderados consejos prácticos sobre cómo seleccionar un transporte escolar seguro para sus hijos, el Seremi de Transportes, Jaime Aravena, el Seremi de Educación Fernando Peña y la Directora de la Junta Nacional de Jardines Infantiles de la región del Biobío, Alejandra Navarrete, se reunieron con la Federación de Regional de Transporte Escolar, presidido por Silvia Vidal.

En la actividad, que se llevó a cabo en el jardín infantil de JUNJI, “Niños de la Tierra”, ubicado en Concepción, se realizó una fiscalización a transportistas con el fin de chequear que cumplan con la normativa vigente.

Además, se efectuó un llamado a los padres para que ellos se informen y conozcan la normativa vigente que deben cumplir los furgones escolares.

“Los papás pueden ingresar a la página del Ministerio de Transporte y constatar si el furgón que contratan está inscrito o no, de manera que les dé la seguridad de que cumple con toda la normativa que se le exige. No tan solo la revisión técnica, sino que el conductor posea la licencia que lo acredita para manejar un furgón escolar, esto es para los antiguos con clase A1 y los nuevos con clase A3” Señaló el Seremi de Transportes, Jaime Aravena.

Agregó que, si un apoderado desea hacer una denuncia o aportar con una sugerencia, puede hacerlo a través de la página,www.transporteescucha.cl o www.fiscalización.cl. “Cada denuncia que entra por esa vía nosotros la tomamos y hacemos el seguimiento que corresponde”.

Por su parte, Alejandra Navarrete, Directora regional de JUNJI, señaló que la familia es el principal responsable de la elección del transporte para sus hijos e hijas, sin embargo, en los jardines JUNJI, se lleva un registro del nombre y rut del conductor y asistente que transporta a cada niño y niña. “La entrada de un niño o niña a un jardín, es diferente a la de un colegio, y en nuestro caso las educadoras siempre están resguardando el bienestar de los párvulos por lo que mantienen una relación fluida con los encargados de llevar a los niños al jardín”.

Finalmente, el Seremi de Educación, Fernando Peña, hizo un llamado a las familias, para que ellos puedan seleccionar bien el transporte de sus hijos. “Hacemos un llamado para que todos los padres y apoderados sepan y se informen sobre cuáles son las normativas que rigen a los furgones escolares, para eso es importante que los padres visiten las páginas del Seremi de Transporte y soliciten a los conductores de furgones escolares las credenciales correspondientes”

Entre las principales exigencias que los padres deben hacer al transportista escolar que quieran contratar para sus hijos destacan:

Que el transportista escolar esté inscrito en el Registro Nacional de Transporte Escolar y cuente con el certificado respectivo.

El conductor debe portar una tarjeta identificatoria con sus datos personales y tipo de licencia con la que cuenta (debe ser profesional clase A1 antigua o A3).

El vehículo, si no es un bus, debe ser amarillo y portar un letrero triangular sobre el techo con la leyenda “escolares”. También debe contar con una luz estroboscópica o cinta retro reflectante en ambos lados y toda su documentación debe estar vigente (revisión técnica, análisis de gases, permiso de circulación y seguro obligatorio).

La capacidad máxima de pasajeros del vehículo debe ser informada al interior del vehículo y respetada por el conductor. Los asientos del vehículo deben ir hacia el frente y con un respaldo igual o superior a los 35 cms.

Si el año de fabricación del vehículo es del 2007 en adelante, todos los asientos deben tener cinturón de seguridad.

El tiempo de viaje desde y hacia el colegio no puede ser superior a una hora.

Si van más de 5 niños preescolares, el conductor debe ir acompañado por un adulto. Menores de 8 años no pueden ir en los asientos delanteros