Tecnología en la infancia: entendimiento y cuidados

Hoy en día la tecnología esta integrada a todas las áreas de nuestras vidas, cada día mas dispositivos son “inteligentes”, las redes sociales cada día ganan más terreno en las relaciones humanas y se han hecho indispensables en muchos trabajos, por lo que no es extraño que el acercamiento y aprendizaje de estas este siendo cada vez a menor edad, a tal punto que algunos estudios indican que en Latinoamérica un 75% de los niños en entre 0 y 5 años utilizan o tienen acceso a un computador, celular o tablet a diario y en los menores entre 0 y 2 años el porcentaje llegaría hasta el 58% (según estudios de la Organización de Estados Iberoamericanos, OEI).

Es por eso que como padres no podemos quedarnos al margen del funcionamiento de las tecnologías y como estas afectan a nuestros niños y niñas. Debemos aprender a convivir con ellas correctamente y poder utilizar todas las ventajas que nos entregan. De igual manera, generar la confianza necesaria, para que los niños (as) se adapten a las nuevas tecnologías, evitando su mal uso.

Si bien muchos padres intentan introducir las tecnologías lo antes posible en sus hijos para darles una ventaja en el futuro, varios estudios indican que el primer contacto de los menores con la tecnología debiese ser desde los 18 meses en adelante y muchos especialistas recomiendan incluso que los infantes tengan su primer acercamiento a pantallas a los 2 años, ya que durante este periodo el pequeño está aprendiendo a reconocer el mundo que lo rodea y articulando su lenguaje, por lo que es importante darle prioridad a que reconozcan iconos y formas del mundo real.

Sin embargo luego de este periodo también es necesario cuidar y vigilar el contenido que consumen ya que nuevamente los estudios nos revelan que un 66% de los padres indica que su hijo es capaz de elegir el contenido o juegos que desean utilizar y un 16% indica que su hijo es capaz de instalar o descargar contenido al celular con una mínima ayuda o incluso sin ella, por lo que si bien muchas tiendas de aplicaciones tienen sus propias regulaciones y secciones infantiles, muchas veces los dispositivos se encuentran asociados a las cuentas de los padres por lo que sin supervisión es muy probable que tengan acceso a contenido para mayores o no regulado para su edad, así como también las aplicaciones que poseen interacción con otras personas, ya sean juegos, redes sociales, etc. Si bien pueden estar normados por ley, las interacciones que se den entre las personas no pueden ser reguladas, por lo que es necesario tener conocimiento de con quienes se relaciona en el mundo virtual y el tipo de contenido que comparten. Es por esto que la comunicación que debe existir entre el padre/madre e hijo (a) es fundamental para saber que están consumiendo a través de tecnología.

En Integra nos hacemos cargo de esta situación y propiciamos la participación de las familias en los jardines infantiles, reconociéndolos como los primeros educadores, promoviendo su participación permanente en los procesos educativos, valorando y fortaleciendo sus competencias parentales para una crianza amorosa y respetuosa de las necesidades y potencialidades de los niños y niñas.

La tecnología y el mundo virtual cada vez son más participes en nuestras interacciones humanas y seguramente seguirán ganando espacio, por lo que se hace esencial poder educar a los niños y niñas en el mundo de las tecnologías de manera respetuosa, con el objetivo que puedan aprovechar sus beneficios y reconocer sus riesgos.

Armando Gonzalez y juan Salas, informáticos Fundación Integra