COMLOG y Comité Portuario de Coordinación de Servicios Públicos conocieron avances del proyecto de Ventanilla Única Marítima y Zarpe electrónico  

Una nueva manera de realizar la recepción y despacho de naves, utilizando los beneficios de las tecnologías de la información es la que plantea la Ventanilla Única Marítima o VUMAR. Esta iniciativa, que se desarrolla impulsada por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, forma parte de una política integral para el aprovechamiento de las capacidades digitales para mejorar la coordinación de actores en torno a los puertos, que busca eliminar los tramites en papel, las acciones duplicadas y los procesos ineficientes. 

Romina Morales, encargada Transformación Digital Logística del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones explicó en una sesión de trabajo realizada en Talcahuano que además de los beneficios ya detallados, VUMAR permitirá contar con información de manera anticipa de las naves, construir reportes estadísticos, conocer la trazabilidad de la operación, y tener un repositorio histórico de datos. Todo ello apunta a la reducción de tiempos en los procesos, a la vez que facilitará la integración de procesos, manteniendo altos niveles de seguridad de la información. 

Recordó que esta iniciativa, permitirá además una relevante disminución de procesos en papel, disminuyendo además el impacto medioambiental de los procesos documentales. 

La información fue entregada a los actores del Comité Portuario de Coordinación de servicios públicos y miembros de COMLOG, durante una jornada de trabajo organizada por Puertos de Talcahuano. 

Roberto Ferrada, jefe de la Oficina de Talcahuano del Servicio Agrícola y Ganadero, quien forma parte de los servicios involucrados en este tipo de revisiones señaló: «Esta iniciativa al estar integrada la información en un solo repositorio hace más rápido el proceso y permite que todos los organismos contemos con la misma información en tiempo real.  Vamos a poder realizar notificaciones electrónicas y todos los trámites van a tener trazabilidad, por lo que es un gran avance contar con este sistema. 

Agregó que un aspecto muy relevante es la posibilidad de sumar más adelante la posibilidad de realizar las fiscalizaciones para segundo puerto de las naves extranjeras. 

«Hoy debemos ir a todas las recaladas de naves extranjeras, muchas veces cuando están a la gira e incluso en la noche o madrugada, con los riesgos y costos que ello implica para el personal. Entonces este sistema de ventanilla única nos permitirá realizar fiscalizaciones de acuerdo a perfiles de riesgo y no tener que revisar el ciento por ciento. Ello, no implica que no0 realicemos las fiscalizaciones, sino que seamos más efectivos y eficientes en nuestros actuar fiscalizador», apuntó Ferrada. 

Añadió que ahora corresponde una etapa de pruebas en terreno para evaluar cómo operan los sistemas y cuáles pueden ser las mejoras que requiera. «Se trata de una herramienta con gran potencial, donde se ha considerado la opinión de los diferentes órganos del estado que participan en los procesos de recepción de naves extranjeras, lo que es muy relevante», sentenció. 

Rodrigo Monsalve, gerente general de Puertos de Talcahuano, expuso que este tipo de herramientas facilitan el desarrollo del comercio exterior y también la actividad de cruceros, por lo que es de la mayor relevancia poder prontamente contar con su versión final y ver cómo se integran los distintos niveles que propone el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones: la cordinación  documental que representa Sicex, e terrestre representado por los port community system y la Ventanilla Unica marítima (VUMAR). 

Durante la capacitación, Directemar informó además sobre la forma en que opera el Zarpe electrónico de naves, exposición a cargo del jefe de Departamento Tecnologías Marítimas de  DIRECTEMAR, Ítalo Solari. 

 Desde Agental, su agente Carlos Gutiérrez agradeció la oportunidad de conocer los avances en estas herramientas y sus beneficios e indicó que  la información entregada permitió aclarar dudas sobre la forma en que operarían los sistemas y cómo se vincularán. «Toda la información fue entregada de manera clara y precisa, permitiéndonos conocer el grado de avance para su puesta en práctica», dijo.