Fiscalización de Sernapesca permite registrar histórico 2% de fauna acompañante en desembarques

La extracción de sardina común y anchoveta genera un dinamismo económico relevante en Talcahuano, Coronel y Lota; por eso la sustentabilidad de esta pesquería se considera fundamental desde el Ministerio de Economía”, indicó Mauricio Gutiérrez, seremi de Economía de Biobío.

Son 397 embarcaciones artesanales las que han desembarcado más de 180 mil toneladas de los recursos sardina común y anchoveta en la Región del Biobío, en lo que va corrido de esta temporada de captura. Del total desembarcado, se registra sólo un 2% de fauna acompañante, es decir, declaraciones de otros recursos tales como: mote, machuelo, pampanito, etc. 

“Tenemos resultados históricos en la declaración de fauna acompañante, la que disminuyó producto de una exhaustiva actividad fiscalizadora de Sernapesca, llegando a un nivel de control que hace caer los subreporte a mínimos nunca vistos. Estamos felices como Gobierno por el trabajo hecho por nuestro nuevo Director y todos y cada uno de los funcionarios del Sernapesca”, expresó Mauricio Gutiérrez Seremi de Economía.

El seremi Gutiérrez, destacó también la importancia en la generación de empleos que genera la pesquería de pelágicos menores, y el dinamismo económico que proporciona para la región, y por lo tanto, la relevancia que cobra el trabajo de fiscalización. “Cuando hablamos de sustentabilidad de la pesquería, estamos velando por que se cuide la biomasa para que en los próximos años nuestros pescadores puedan seguir extrayendo estos recursos, y a su vez, las plantas procesadoras sigan contando con abastecimiento de esta materia prima, que les permita elaborar sus productos para mercado nacional y exportación”.

En tanto, Claudio Báez, director regional de Sernapesca, resaltó que desde que comenzó la temporada en marzo pasado, “la presencia constante de nuestros fiscalizadores en los puntos de desembarque en Talcahuano, San Vicente, Coronel y Lota, nos permiten entregar esta buena noticia de que hemos registrado sostenidamente un 2% de declaraciones de fauna acompañante. Esto es muy relevante, pues recordemos que hasta el primer semestre de 2018 el gran problema que existía en la fiscalización pesquera pelágica era la declaración excesiva de fauna acompañante, justo cuando los inspectores de Sernapesca no estaban presentes en las descargas, y se nos generaba un subreporte de las especies objetivo que alargaba su cuota artificialmente, con el consiguiente daño a la sustentabilidad”, indicó Báez.

El director del organismo fiscalizador sostuvo que el resultado es reflejo de la estrategia implementada por Sernapesca. “Hemos realizado una exhaustiva supervisión de la certificación de la flota artesanal, con cerca de 30 de nuestros funcionarios abocados exclusivamente a la fiscalización de la pesquería de los peces pelágicos menores. Esto ha significado un gran esfuerzo institucional y personal de los funcionarios, el que ha sido trascendental para la concreción de los objetivos propuestos para el control de esta pesquería”, sostuvo.

La presencia 24/7 de los funcionarios del Sernapesca junto con la certificación, se muestran como un efectivo mecanismo de control y de combate a la pesca ilegal. Así lo destacó también el Director Zonal de Pesca y Acuicultura, Oscar Henríquez, señalando que “si bien se trata de especies que no están destinadas al consumo humano, son recursos de gran valor económico y social para la región, y la anchoveta particularmente, es una pesquería que viene demostrando una lenta recuperación alejándose paulatinamente de un estado de agotamiento, por lo tanto, el trabajo de velar por la sustentabilidad de los recursos está siendo efectivo”, finalizó.