Creación del Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas

Por Fabio Labra Rodríguez, Investigador del Centro de Investigación CIICC – UST.

El año 2010 se promulgó la modificación de la Ley de Bases Generales del Medio Ambiente (Ley No 20.417/2010), creando el Ministerio del Medio Ambiente y mandatando la creación del Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas.

Tras cinco años de tramitación, la ley que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas (SBAP) se encuentra finalmente en etapa de votación en el Senado.

Este proyecto de ley es necesario, urgente y relevante. Si se logra su cometido, nuestro país contará con una institucionalidad eficaz para poder velar de manera adecuada por la conservación de la biodiversidad, tanto marina como terrestre en las áreas protegidas.

Un punto central de discusión es el alcance y atribuciones que debe tener este servicio.

Se ha planteado en numerosas ocasiones que el futuro SBAP también debe ser capaz de proteger y salvaguardar aquellos organismos, especies y ecosistemas que no están representados en el actual sistema de áreas protegidas. No hacerlo supondrá una gran limitación a la hora de conservar la biodiversidad en tiempos de cambio climático.

El Estado de Chile necesita servicios públicos que sean capaces de diseñar e implementar estrategias de adaptación eficaces, y el futuro SBAP está llamado a ser uno de ellos. 

Este es el momento en que como personas, ciudadanos, instituciones y como país debemos darnos cuenta qué conservar la biodiversidad no es un objetivo de algunos pocos actores, sino una necesidad de todos.