De migraciones y sustentabilidad

Por Giovanni Pini Montero, arquitecto SITE3

El siglo XX fue testigo de una de las migraciones más grandes en la historia de la humanidad: Del campo a la ciudad. Cuando las familias olvidaron poco a poco las costumbres del autosustento y se integraron a una dinámica de labores especializadas, buscando oportunidades y anhelos de una vida más confortable en los centros urbanos.

Hoy, a puertas de los años 20 del siglo XXI, somos testigos de un efecto boomerang, a lo menos, curioso.

Las familias retornan de la ciudad al mundo rural, pero muchas no regresan para volver a las costumbres del sustento diario, ni a una vida en relación a las estaciones climáticas, sino para transformar bosques nativos en parcelas de agrado.

Tema para otra columna de opinión es el alto valor de los terrenos en el último tiempo y los ”loteos brujos” que no cumplen con ninguna normativa.

Sin duda, no es una constante, hay excelentes ejemplos de viviendas, que se mimetizan con su entorno natural.

Sin embargo, aún son más los chalés construidos sobre humedales rellenos y los bosques talados para dar paso a piscinas y praderas artificiales, un estilo de vida estimulado por la publicidad y los catálogos de algunas inmobiliarias.

En SITE3 creemos que vivir imponiendo el cemento sobre la naturaleza, es una mala secuela del siglo pasado y nos reconforta saber que las nuevas generaciones comprenden la importancia y el valor del ecosistema privilegiado en que se insertan nuestras ciudades. 

Vivimos en un lugar único, rodeados de bosques y aguas. Somos reserva de la biósfera.

Por eso te invitamos a pensar en una arquitectura sustentable. A dejar atrás la idea de la vivienda como un objeto de consumo y entenderla como una unidad dinámica con el medio ambiente, capaz de aprovechar los beneficios del clima cuando adapta su forma al entorno.

SITE3: www.site3.cl 

113 lecturas