Felipe Cid, director de Ecobots: “Si haces tecnología que no se aplica a la sociedad no tiene sentido”

Finalizó el proyecto de Ecobots, dirigido por académicos del Instituto de Electrónica y Electricidad UACh y que permitió aplicar un modelo de inclusión laboral a personas con discapacidad relacionado a prácticas de reciclaje de deshechos electrónicos.

Reciclaje, robótica e inclusión laboral, ¿cómo estos tres tópicos pueden ayudar a hacer una mejor sociedad?, al director del proyecto Felipe Cid se le ocurrió una posible respuesta: educar en reciclaje de deshechos electrónicos a personas en situación de discapacidad para que aprendan sobre robótica y que puedan vislumbrar mejores horizontes laborales.

Inicialmente, Felipe y su equipo pensaron que los obstáculos principales del camino que encontrarían con Ecobots, probablemente serian materiales u económicos, sin embargo, se encontraron con la barrera de los prejuicios sociales sobre las personas en situación de discapacidad.

“Incluso en un punto del proyecto nos dimos cuenta de los propios prejuicios que trae uno consigo mismo”, resaltó Cid durante su discurso de cierre del proyecto Ecobots, frente académicas, profesores diferenciales y estudiantes.

Actividades

Ecobots realizó una serie de talleres de capacitación a más de 100 estudiantes por toda la región, esa experiencia no sólo permitió entregar nuevas habilidades sobre electrónica y mecánica a jóvenes, sino también demostrar que las nuevas tecnologías tienen la oportunidad de incluir e igualar a quienes se han marginado como sociedad.

Otra significativa experiencia del proyecto, y que lo hace imprescindible como experiencia, fueron los acercamientos y el esfuerzo por reunir a parte del sector productivo de la región para sumarlos a los esfuerzos de contribuir a la inclusión laboral.

Sin embargo- recordó Felipe- estos diálogos debieron iniciar con una introducción sobre la Ley de Inclusión Laboral, instrumento que busca incentivar la inclusión laboral que establece “una reserva de empleos del 1% para personas con discapacidad en empresas con más de 100 trabajadores.

En esa cruzada, Ecobots, logró aliarse con dos importantes fundaciones como Best Buddies Chile y Tacal que entregaron su expertiz sobre la inclusión en empresas, por lo tanto, entregar certezas del potencial que significa la inclusión a distintas empresas como Arauco que incluyó a tres jóvenes en situación de discapacidad o a instituciones como la Universidad Austral de Chile que incluyó a una persona.

Capacitaciones y talleres en reciclaje electrónico

Inicialmente, el proyecto pretendía traer a Valdivia a las y los participantes de las distintas escuelas para que puedan ser capacitados en los laboratorios de Ingeniería UACh, sin embargo, la falta de movilidad obligó a replantear actividades de forma “descentralizadas” y a distintas comunas.

En esas actividades, se enseñó a profesores y estudiantes a de al menos 7 colegios de la región a cómo tratar los desechos electrónicos, revalorizarlos y como reutilizarlos en el diseño y creación de robots.

Además de lo interesante e innovador que resulta entregar estas habilidades y conocimientos a jóvenes en situación de discapacidad, la robótica sirvió en esa ocasión para fortalecer los valores de colaboración, autoestima y la importancia de las medidas de seguridad.

Algo no menor, observó Cid, fue que en la medida en que los talleres avanzaban, lograban distinguir las distintas habilidades de los participantes: por un lado, estaban quienes lograban desarmar y clasificar el material electrónico; por otro lado, estaban quienes mostraban mucha habilidad en la creación de robots.

Sumado a lo anterior, durante el cierre se presentaron algunas cifras reveladoras: más de 100 beneficiarios directos; 22 docentes capacitados en robótica, 150 personas participaron en talleres; se realizaron al menos 27 talleres; se hicieron 20 actividades de difusión en prensa y radio; 500 personas fueron informadas de forma directa acerca de la iniciativa y se logró que 3 personas para prácticas laborales por medio del proyecto y se realizaron 30 reuniones con actores relevantes de la región.

Impresiones

En la instancia, el decano de la Facultad de Cs. de la Ingeniería, Richard Luco Salman, felicitó a los directores del proyecto, destacando la energía joven inyectada al proyecto que obtuvo grandes resultados en tanto por su capacidad de innovar en los ámbitos de la ingeniería y su utilidad para la sociedad.

Para Carla Paredes, Carla Paredes, Directora Ejecutiva subrogante de Fomento Los Ríos, explicó como fue el proceso para incorporar los conceptos de innovación social y economía diversificada sostenida en la región, relacionadas a la inclusión de personas con discapacidad en procesos productivos innovadores.

Para la Unidad de Gestión Ambiental de la UACh y su encargada, Maria Ema Hermosilla, el proyecto en un “ejemplo muy concreto de avanzar en una cultura de sustentabilidad en el amplio sentido de la palabra, porque confluyen en él la búsqueda de soluciones a múltiples desafíos, en lo social y humano, economía y trabajo y la reutilización de materiales para reducir impacto ambiental”, concluyó.

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notify of
Recommended
La iniciativa establece obligaciones para empresas, además de procedimientos y…