Consumidores exigen al Gobierno que envíe proyecto de ley sobre biocombustibles sólidos

El presidente de ACOVAL, Rubén Parada, afirmó que es urgente regularizar la producción y comercialización de leña de calidad para disminuir la contaminación atmosférica.

La Asociación de Consumidores y Usuarios de la Región de Los Ríos (ACOVAL) manifestó su férrea defensa al uso de la leña e hizo un llamado al gobierno a ingresar al Congreso el prometido proyecto de ley de regularización de biocombustibles sólidos.

Así lo manifestó el presidente de ACOVAL, Rubén Parada, en el marco de la ejecución del proyecto “Organizaciones de Adultos Mayores se capacitan sobre el uso y consumo responsable de leña de calidad”, iniciativa que se realiza con aportes del Fondo Concursable del SERNAC.

“Urge una normativa clara sobre sobre producción, transporte, comercialización y consumo de leña. Nuestro anhelo es que los consumidores tengan a disposición un producto de calidad que contribuya a la reducción de contaminación atmosférica”, afirmó el dirigente.

Para ello – explicó Parada – varias asociaciones de consumidores del sur de Chile han iniciado conversaciones con sus respectivos parlamentarios para que legislen de forma prioritaria esta materia.

“Ahora bien, esperamos que la legislación que califique a la leña como combustible no implique la desaparición de importantes puestos de trabajo, que en el sur de Chile son miles de personas las que forman parte del proceso de producción, venta, traslado y corte de leña”, añadió.

En este sentido, según una estimación realizada por la UACh (2013) el número de empleos asociados a la leña entre las regiones del Maule y Aysén, supera los  135.000.

El dirigente puntualizó que la leña es un recurso renovable que bien utilizado, permite ejercer nuestra soberanía energética. “La matriz energética para la calefacción del sur de Chile no puede depender de los combustibles fósiles. Nosotros somos firmes opositores al recambio a  calefactores a parafina. Creemos que el Estado debe priorizar el uso de la leña seca o certificada”, afirmó.

En esa línea, hay que destacar que en Los Ríos se utiliza mayoritariamente la leña como medio de calefacción, cuyo uso a nivel regional alcanza un promedio del 94,6%, según datos del Ministerio de Energía. En tanto, es importante mencionar que desde la región de O’Higgins hasta la región de Aysén, el 74% de los hogares consume leña para cocina o calefacción.

Información al consumidor

El proyecto de capacitación a adultos mayores sobre uso responsable de leña cuenta con el patrocinio del Sistema Nacional de Certificación de Leña (SNCL)

Su secretario nacional, Vicente Rodríguez, valoró el trabajo que está realizando ACOVAL. “Este tipo de proyectos nos permiten dejar bien en claro que el consumo de leña en sí no es la causa de la contaminación, sino el mal uso de ella”, dijo.

El profesional indicó que la población asume equivocadamente que la leña húmeda dura más y es más económica. “En las capacitaciones que estamos realizando con ACOVAL demostramos a través de dinámicas participativas que comprar leña húmeda es un muy mal negocio. Están pagando por menos energía y a la vez están comprando por un valor excesivo agua”, añadió.

Es importante recordar que la leña seca es aquella que tiene un contenido de húmedad menor o igual a un 25%.  Además, Rodríguez aclaró que comprar leña seca versus leña húmeda, siempre será un buen negocio para el consumidor. “En el peor de los casos, el precio se iguala y en otro, significan ahorro de un 30% en términos de volumen. Nosotros hemos visto que una familia que normalmente está acostumbrada a comprar 10 metros de leña húmeda, no necesitaría más de 7 metros con leña seca o certificada”, detalló.

En consecuencia, puntualizó el secretario nacional del SNCL, la leña seca libera más calor, prende más rápido y ensucía menos los calefactores y cañones.

Talleres
Hasta ahora cerca de 150 adultos mayores han participado de las capacitaciones de ACOVAL que tienen por objetivo cambiar los malos hábitos de consumo de este combustible mediante la entrega de información.

Cada taller se divide en tres módulos. El primero, busca recopilar opiniones de los adultos mayores sobre la compra de leña, su uso y el tipo de calefactor. La siguiente etapa, es la presentación de conceptos y praxis para identificar factores de la contaminación. El último módulo aborda aspectos fundamentales sobre cómo identificar la leña de calidad, además  del adecuado uso de equipos de calefacción.

En resumen, se busca cambiar la costumbre tan arraigada de usar leña húmeda, pues es el principal factor responsable de los altos índices de contaminación atmosférica que presentan varias ciudades del sur de Chile.

“Con esta iniciativa también estamos fomentando el consumo responsables, pues también fomentamos la compra de leña que provenga de predios con planes de manejo para no fomentar la progresiva degradación de los bosques nativos. Sin embargo, como asociación de consumidores estamos convencidos de que la regulación de la leña tiene que venir acompañada de un incremento sustancial de los subsidios para la aislación térmica de las casas, junto con el recambio a calefactores más eficientes”, concluyó el presidente de ACOVAL.

IMPORTANTE: “El presente proyecto se ejecuta con aportes del Fondo Concursable para Asociaciones de Consumidores del SERNAC, establecido en el artículo 11 bis de la Ley N° 19.496, que indica normas sobre protección de los derechos de los consumidores”.