Diseño de Santo Tomás Concepción trabaja en desarrollo de marca para emprendedores lotinos

Se trata de emprendedores con discapacidad de la comuna de Lota, quienes contarán con marcas diseñadas completamente por los estudiantes, diversas piezas gráficas, y orientación con estrategias de marketing y publicidad para hacer despegar sus proyectos.

Cuando Karen Torrealba Neira, encargada de Inclusión Laboral en la oficina de discapacidad de la Municipalidad de Lota, se acercó a Luis Tiznado, director de carreras de Diseño de Santo Tomás Concepción, para proponerle trabajar con emprendedores con diversas discapacidades, se abrió un mundo de posibilidades en materia de vinculación entre los estudiantes y los trabajadores lotinos.

Así es como hoy los estudiantes de Diseño Gráfico de la casa de estudios, apoyan de manera personalizada cada uno de los emprendedores beneficiados. Primero, con charlas sobre marketing y publicidad, y luego mediante un trabajo más concreto, donde los estudiantes se reunieron con los emprendedores para conocer sus proyectos, intereses, y ayudarles en el desarrollo de su marca y difusión de sus productos de manera correcta y eficiente.

Cada emprendimiento, explicó Luis Tiznado, podrá contar con marcas diseñadas o rediseñadas por los estudiantes en su totalidad, además de una orientación general para su emprendimiento a nivel comunicacional y darlo a conocer con herramientas de marketing a muy bajo costo.

“Para ello estamos entregando un producto o una orientación que ellos pueden implementar. Vamos a darle lineamientos generales y la marca va a quedar a su disposición con diseños, tarjetas de presentación, pendón como principales piezas, y con un documento que les va a dar orientación de como difundir a bajo costo”, explicó el director.

Redes

Pero no sólo se trata de crear diseños que reflejen a cada uno de los emprendimientos. Según explicó Karen Torrealba, este proyecto está potenciando el intercambio generacional al unir a jóvenes estudiantes con emprendedores mayores, muchos que son jefes o jefas de hogar. A esto se suma el importante desafío de trabajar con diversas discapacidades, desde físicas, auditivias, visuales, y también mentales.

“Nos dimos cuenta que las personas que buscaban empleo en nuestra oficina tenían algún emprendimiento, porque hacían algo para generar recursos, pero no de manera formal. Entonces hicimos que se reunieran, comenzaron a participar en ferias, y hoy trabajamos sus marcas y estrategias de publicidad. Con ello se han generado redes y hay personas que están muy entusiasmadas en participar. Ha sido enriquecedor”, sostuvo la encargada.

Con ello, el beneficio es mutuo, explicó Tiznado, ya que “nos interesan que los emprendedores puedan despegar, y también que nuestros estudiantes puedan vincularse y que puedan aportar no solo a grandes empresas, sino a pequeños proyectos, lo que significa un cambio radical para ellos”.

“A mí me parece genial que se realice esta alianza con este grupo tan creativo e innovador, porque es algo que realmente nos falta a nosotros los emprendedores con capacidades diferentes. Somos jefes de familia, tenemos nuestro negocio, nuestro emprendimiento, donde además somos los proveedores y tenemos que realizar labores de marketing para vender nuestros productos”, agregó César Díaz Mayorinca, uno de los emprendedores beneficiados.

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notify of
Recommended
Para los primeros meses del año 2020 deberían estar los…