Crisis política y social: senadores llaman a un acuerdo transversal para dar respuesta a las demandas ciudadanas

En el marco de un debate con altura de miras y sentido histórico, se acordó enviar una serie de oficios para recabar antecedentes al Ministerio de Defensa e Interior. Ello, en el marco de las denuncias realizadas por manifestantes respecto al abuso de poder que estarían ejerciendo las Fuerzas Armadas y de Orden. Asimismo, abogaron por el derecho a la paz social que se ha visto perjudicada por diversos disturbios.

SOLUCIONES

Una serie de oficios para recabar antecedentes sobre los bandos, manuales y procedimientos de los organismos de las Fuerzas Armadas y de orden, así como de las cifras de fallecidos y heridos, y sobre las medidas adoptadas para el ingreso de personal de la Defensoría de la Niñez y del INDH a distintos centros asistenciales y de detención, acordó enviar el Senado, en el marco de la sesión especial para analizar la situación política del país.

Una fuerte autocrítica fue el telón de fondo de la sesión especial que realizó el Senado esta tarde, para analizar la situación política que vive el país. Palabras como culpa, diálogo, miedo, acuerdo, un antes y un después, pacto social en serio, humildad, modelo económico, restablecimiento del orden público, violación a los derechos humanos y democracia, fueron las que más se repitieron en las reflexiones de los congresistas, quienes coincidieron en el sentido histórico de la jornada.

En síntesis, los legisladores abordaron las razones de la crisis, los responsables de este escenario, la necesidad de generar un acuerdo social, los principios mínimos que debería tener este acuerdo, la forma de materializarlo, el rol de ciertos proyectos en discusión para resolver las demandas de la ciudadanía, las consecuencias de tener a los militares en las calles, las denuncias de violaciones a los derechos humanos y los anuncios realizados por el Primer Mandatario anoche.

DEBATE

Durante dos horas y media, los distintos comités hicieron uso de su tiempo. Así intervinieron los congresistas Jorge Pizarro, Iván Moreira, Guido Girardi, Víctor Pérez Varela, Álvaro Elizalde, Ximena Rincón, Jaime Quintana, Andrés Allamand, Carlos Montes, Alejandro Navarro, Carmen Gloria Aravena, Ximena Órdenes, Carolina Goic, David Sandoval, Pedro Araya, Francisco Chahuán, Juan Ignacio Latorre, Ricardo Lagos Weber, Francisco Huenchumilla, Felipe Harboe, Ximena Rincón, José Miguel Durana, Jorge Soria, Kenneth Pugh, Adriana Muñoz,  José García Ruminot, Carlos Bianchi, Luz Ebensperger , Felipe Kast, Manuel José Ossandón, Yasna Provoste, Alejandro García Huidobro, Juan Pablo Letelier, Rodrigo Galilea y Alfonso De Urresti.    

El senador Pizarro comentó que “el malestar social va mucho más allá del alza del metro. Es una herida profunda que tiene que ver con las desigualdades y falta de apoyo solidario para la clase media. Implica innovar en las políticas públicas, por lo tanto, más de lo mismo no sirve”.

Asimismo puso énfasis en que “el mejor lugar para resolver esta crisis, es acá donde se deben escuchar a todos los sectores para encontrar una solución consensuada frente a la opinión pública. No queremos ser un buzón del Ejecutivo. En esta línea, creo que hay que modificar la reforma tributaria y de pensiones. Me parece que se debe terminar con el estado de emergencia”.

Como histórica calificó el senador Moreira esta sesión especial. “Siempre el Senado ha sido un espacio de reflexión que se debe cuidar. Hoy no vamos a resolver ninguno de los temas de la crisis, no hay soluciones rápidas y fáciles, pero lo que sí podemos hacer es un compromiso con Chile, con los que marchan y los Carabineros y militares, los vecinos atemorizados y los que han salido a la calle. Me formé en el régimen militar, la democracia que renace a partir del 90 fue fruto de todos. Hay que tener una nueva impronta”, reconoció lamentando que “se genere un clima de diferencias” asegurando que “es temporal la presencia de los militares en las calles”.

El senador Girardi confesó que “se termina un cierto pacto de gobernabilidad que nació con el fin de la dictadura. El modelo de desarrollo estimula el consumo y eso ha llegado a un límite. Me parece que es fundamental que Chile cambie su agenda pensando en la era digital. No hay una planificación como se dice sino un paralelismo digital que supera todo”.

En cuanto a las propuestas del Ejecutivo, el legislador calificó como “fuera de tiempo. Va a ser inevitable discutir el marco de una reforma constitucional porque esa carta fundamental es garante del modelo económico. También veo trasgresión de los derechos humanos y así es imposible un acuerdo social”.

HUMILDAD

Luego el senador Pérez expresó que “a todos nos duele lo que está pasando. Un elemento gatillante de esta crisis es la desconfianza que tiene la ciudadanía en nosotros. Hay que tenerlo presente y nos debe llevar a actuar con humildad y responsabilidad.

Hay que dejar de lado la soberbia y la búsqueda de un provecho político. Sentirnos ajenos al problema es equivocado e infantil. La gente quiere que tengamos un diálogo provechoso” También se preguntó si “¿’la ciudadanía quiere agudizar el conflicto? He visto acciones que no pueden ser espontáneas como quemar 14 estaciones de metro, por eso se necesita el orden público y restituirlo cuanto antes”.

A juicio del senador Elizalde, “el mal manejo del gobierno, el alza del transporte, las reacciones tardías, la confusión son algunos elementos de esta crisis. El presidente ha hablado de unidad y guerra. Hay que asumir con humidad el tipo de sociedad que hemos construido.

Somos el país de América Latina con el más alto ingreso per cápita, pero tenemos la peor distribución del ingreso” a la vez hizo ver que “el presidente está cometiendo un error histórico involucrando los militares en esto, por eso exigimos que se investigue a fondo las denuncias que estamos recibiendo. Los anuncios que conocimos ayer son insuficientes, son propuestas que le hemos hecho ver. Queremos escucharnos pero con todos los actores en la mesa”.

“El miedo y la rabia hoy se cruzan”. La senadora Rincón resumió hoy el sentir de la ciudadanía. “Chile demanda cambios de verdad, no se quiere más carteles y monopolio. La última encuesta Ipso nos dice que esta movilización obedece al cansancio. Los anuncios del presidente son necesarios pero fuera de tiempo. No podemos dialogar si hay gente que tiene miedo de perder su vida” opinó profundizando en que “hay que recobrar las confianzas y reconocer que todos somos culpables. Valoro el perdón que mencionó el Presidente, pero no basta eso.

Esperábamos que se hiciera un anuncio especial sobre el sistema de ahorro obligatorio para que las tablas de mortalidad tengan una representación real. Estamos hablando de medidas administrativas”.

El senador Quintana también apuntó a la autocrítica. “La gota que rebalsa el vaso es el alza del metro. Cuando el panel de experto fijó la tarifa, se podría haber usado el 10% que había para evitar aquello, pero no se hizo.

Se nos dijo que en Chile todo estaba bien y por eso el Estado debía replegarse” destacó haciendo referencia al clima emocional porque “quienes vivieron la dictadura vieron resurgir sus miedos, pero quienes no vivieron aquello,  salieron a  la calle con más fuerza. Después en un acto de irresponsabilidad el Presidente dice que estamos en guerra, Hay que actuar ahora porque de lo contrario tendremos esta olla de presión estallando siempre”.

ABUSO DE LA FUERZA

El senador Allamand coincidió con sus pares en que esta es una de las sesiones más importantes. “Uno de los aspectos más difíciles es que el estadillo social ha mezclado las legítimos llamados y la destrucción de grupos violentos. Estos últimos quieren terminar con los signos de nuestra sociedad, atacan nuestra cohesión buscando la anarquía. Hay que separar esto, hay que detener el deslizamiento hacia la ingobernabilidad”, dijo admitiendo que “como RN rechazamos categóricamente el abuso de la fuerza, y se los digo como ex ministro de Defensa, hay protocolos para estos casos”.

“A la vez quiero hacer ver que no es justo el trato que se les ha dado a los militares a quienes lo llenan de insultos. Hay que mejorar la agenda, nosotros vamos a preocuparnos que todas las propuestas de esta sesión sean debidamente atendidas por el gobierno. Sin crecimiento la justicia social será un espejismo”.

Con un relato personal el senador Montes comenzó su intervención. “Una funcionaria del Congreso se me acercó llorando y me pidió que esto termine (…) Aquí hay un gran malestar ciudadano y hay que asumirlo. Esto es profundo y variado, hay una bronca muy violenta que condenamos.

El tema de la violación de los derechos humanos no es un dato más, hay 269 heridos muchos de ellos con armas de fuego, y hay 5 casos de muerte por agentes del Estado. Hay que replantear el rol de las Fuerzas Armadas en un escenario como el de hoy (…) El poder y la política se han separado con un Estado débil. Creemos que esta molestia hay que analizarla, sabemos que es ambivalente, pero igual hay que revisar con cuidado cada demanda”.

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos, el senador Navarro anunció que pidió un observador de la ONU en esta situación “para ver cómo se están violando los derechos humanos. Ayer hubo 50 mil personas en la plaza de la Independencia en Concepción. Ellos piden fin a la desigualdad y los abusos, y el rostro de todo esto es el presidente Piñera.

En la región metropolitana hay más de mil personas atendidas por violencia en las marchas, 10 de ellos en riesgo vital y las cifras suman y siguen. Es un saldo del terror porque no hay capacidad de regular la fuerza que ejercen las Fuerzas Armadas (…) Chile quiere más igualdad y le hemos dado leyes que no responden al problema de fondo. Se requiere ya una nueva constitución”.

La senadora Aravena reconoció que “somos un país de gente buena, trabajadora y responsable. Valoro el anuncio que hizo el presidente y obviamente éste no acota todas las soluciones a un problema mayor y multifactorial. La invitación va más allá de ser capaces de escuchar porque hay que pasar a la acción. Hay que construir un nuevo proyecto país, somos un ejemplo para América Latina y debemos seguir siéndolo. Hay que salir adelante para salir de este problema que debemos resolver todos”.

MODELO ECONÓMICO

La senadora Órdenes señaló que la manifestación dice relación con “una serie de abusos de los que nadie se ha hecho cargo” y advirtió que la distribución de los ingresos y la riqueza en Chile es el principal factor de desigualdad. “El anuncio del presidente está en la lógica de cambiar el tono, pero las medidas no son suficientes… hay que abrir espacios de participación ciudadana para abrir esa nueva agenda social”, dijo tras señalar que “ahora falta un gesto del sector privado”. Junto con ello insistió en la necesidad de tener “un pacto social en serio…acá se cayó el modelo, les guste o no, así es”.

Por su parte, la senadora Goic indicó que “esta es la peor crisis social después de la dictadura y tenemos que transformarla en una oportunidad” y “estar a la altura de lo que la ciudadanía nos demanda”. En su opinión los anuncios del presidente “es el piso” para cualquier avance, pero debe incluirse a la ciudadanía en cualquier mesa de trabajo.

Asimismo, dijo que “el cambio de gabinete es una señal concreta necesaria” y que “espero que seamos capaces de conducir un diálogo. No podemos seguir profundizando nuestras heridas y tenemos que dar conducción, transmitir calma y avanzar en un estilo distinto de hacer las cosas…hagámonos cargo y estemos a la altura de lo que la ciudadanía nos demanda”.

A su turno, el senador Sandoval señaló que las demandas sociales han sido transversales y por lo mismo, se deben avanzar en una serie de temas. “Hay 3,5 millones de adultos mayores viviendo en condiciones de precariedad, ahora los hijos deben darle mesada a sus padres”.

“Millones de niños y jóvenes están esperando la promesa de educación de calidad…estamos enfrentados a una situación histórica, el Presidente abrió una agenda social y tenemos que avanzar a acceder a mejores condiciones de vivienda, de pensiones…es el momento de construir el Chile más justo que nos reclaman los ciudadanos”.

El senador Araya aseguró que “fracasó el modelo económico que se impuso tras el retorno de la democracia, donde se privilegió el abuso empresarial y donde en la centro izquierda no fuimos capaces de enfrentar los cambios necesarios. Valoro los anuncios que hizo el presidente, sobre todo por el cambio de tono… pero se anuncian medidas que en la práctica buscan seguir consolidando el modelo que está fracasando hoy…espero que tenga la sensatez de entender que este paquete de medidas no va a funcionar… es como tener un enfermo terminal y darle una aspirina. Esta crisis debe tener una salida institucional por la vía del diálogo”.

Por su parte el senador Chahuán reivindicó la política como un instrumento al servicio de las personas y dijo que los nuevos desafíos que trae la era de la digitalización requieren de unidad. “Chile está cambiando y tenemos que saber cómo enfrentarlos…a nadie le gusta que tengamos estado de excepción constitucional, pero se requiere que tengamos la capacidad del Estado para dar seguridad…el modelo de desarrollo económico que hemos tenido en el país tocó techo. El Presidente Piñera reaccionó y puso la agenda social en el centro de lo que debe ser … de nosotros es la responsabilidad de generar canales de diálogo y generar los acuerdos que el país necesita”.

En tanto, el senador Latorre dijo que “para nuestro sector hay una crisis del modelo neoliberal que no da más…una nueva Constitución y Asamblea constituyente sí se puede, donde se siente a la mesa a toda la sociedad y sectores políticos que están sentados en el Parlamento… Chile es un país injusto…Chile despertó, se cansó de los abusos, de la discriminación, de la corrupción, de la desigualdad. Necesitamos un nuevo contrato social y no más medidas parches”.

El senador Lagos Weber insistió en la necesidad de “dar una respuesta desde la política en conformidad con los actores sociales. Podemos quedar en la irrelevancia si no tomamos las medidas adecuadas… valoro el tono y el norte de los anuncios del Presidente, pero la pregunta es sí tenemos conciencia de que está en juego nuestra democracia y las instituciones. Tenemos un tremendo desafío y eso va a requerir mucho esfuerzo. se están pidiendo cambios estructurales”.

PASAR A LAS SOLUCIONES

El senador Castro lamentó que el centro del debate no esté en las soluciones. “Sabemos lo que está sucediendo en nuestras calles, ¿pero qué soluciones estamos entregando? Este es un problema de todos los gobiernos y la solución no se encuentra”. El legislador sentenció que para contribuir a frenar el descontento, “de esta reunión deberíamos salir y pedirle a la ciudadanía que se calme, se vaya a sus casas, porque vamos a trabajar responsablemente. No podemos seguir esperando que mueran personas, que se haga daño a la propiedad privada y pública y a la pequeña empresas que no tienen seguro para seguir trabajando”. Además, emplazó a la mesa para replantear la forma de legislar.

Luego, el senador Huenchumilla realizó un análisis general de la crisis y sentenció que “nosotros no somos simples ciudadanos, somos autoridad de un Poder de la República, por lo que tenemos responsabilidad en salir, pero para eso no hay que perder la tranquilidad. En segundo lugar, para salir de la crisis es fundamental que afirmemos las instituciones, para que siga funcionando este Senado y no pensar que las asambleas resolverán”. Según el parlamentario es fundamental generar confianzas y añadió aquí “está en juego el tipo de sociedad que hemos desarrollado, un sistema capitalista extremo neoliberal”.

“Comienzo pidiendo perdón por no haber logrado garantizar derechos básicos como salud, vivienda, pensiones dignas (…). No hemos logrado instalar el estado de bienestar”, reconoció el senador Harboe, quien, sin embargo, dejó en claro que “seguiré luchando por ello”. Según detalló el legislador, “hoy estamos en presencia de una crisis política, social, de repetitividad, pero también de gobernabilidad. Este gobierno ha sido de una indolencia inusitada (…). En la misma línea reclamó por la “incapacidad para poder controlar el orden público (…) La seguridad y derechos humanos son plenamente compatibles, pero hay quer hacer las cosas de otra manera”.

Haciendo un llamado a recuperar el sentido de equidad e igualdad, el senador Durana registró que “las personas sienten que el sistemas económico no los trata bien, en especial la clase media que lleva el costo de la vida”. Durana aclaró que “los acontecimientos no son contra una gestión gubernamental, sino que contra el sistema. Las manifestaciones legítimas y pacíficas son en contra de algunos aspectos de nuestro sistema construido en década, que requieren urgente reforma (…) No hemos tenido la capacidad ni sensibilidad para reaccionar oportunamente lo que ha permito que se instale la rabia e impotencia en nuestro compatriotas, pero rechazo con fuerza la violencia de lo vándalos (…)”.

A su turno, el senador Soria aclaró que de cualquier sector sea el Presidente debe escuchar las peticiones del pueblo y dejó constancia que este problema se arrastra desde hace años. “Creo que la solución para Chile la debemos hacer todos juntos”, reconoció y llamó al Senado a compartir las ideas con el Ejecutivo. Asimismo, recordó modelos que fueron exitosas como las viviendas en cooperativas y reclamó fuertemente por la inequidad salarial que hoy persiste.

“El 18 octubre de 2019 será considerado en la historia de Chile como el día del gran estallido social”, manifestó el senador Pugh. El legislador argumentó que el modelo debía morir y llamó a estar a la altura de los acontecimientos. “Esta crisis no se ha terminado y puede escalar si no tomamos decisiones adecuadas”, indicó, al tiempo de incentivar a que existan protocolos para manifestaciones pacíficas “para que las Fuerzas de Orden les permitan expresase, pero no a los saqueadores, a los violentitas”. Por último dejó en evidencia el riesgo de la existencia de “un grupo de instigadores y ahí hay que actuar con mejor inteligencia, la que todavía nos falta”.

Un sentido llamado a respetar los derechos humanos realizó la senadora Muñoz. “Para quienes sobrevivimos al golpe de Estado y a la dictadura, nos ha remontado y es muy dramático que se está viviendo”. La parlamentaria solicitó que se oficie al Presidente para decirle que “no puede seguir ejerciendo violencia y represión a nuestros compatriotas que se manifiestan. Hoy los militares en la calle son un exceso en democracia” y convocó  a frenar inmediatamente la violencia y represión. Con todo sentenció que distingue el vandalismo y la violencia extrema, de la justa reivindicación social y dejó constancia que no apoyará ningún proyecto de ley que potencie el actual modelo.

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notify of
Recommended
Este miércoles, el toque de queda se mantiene en horario…