Enfoque Encuesta Suplementaria de Ingresos Región del Biobío, 2010-2018

La Encuesta Suplementaria de Ingresos (ESI), realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), es un módulo complementario de la Encuesta Nacional de Empleo (ENE). Se levanta cada año en el trimestre octubre-diciembre, con el objetivo de caracterizar nacional y regionalmente los ingresos laborales de las personas que son clasificadas como ocupadas en la ENE, así como los ingresos de otras fuentes de los hogares.

Este documento presenta la evolución del ingreso medio de la población ocupada residente en la Región del Biobío  entre los años 2010 y 2018, en función de variables como, sexo, categoría ocupacional, nivel educacional, horas y jornada parcial voluntaria e involuntaria.

En el caso de las personas asalariadas, se analizan los ingresos medio según existencia de contrato escrito, duración del acuerdo de trabajo y relación contractual (si está contratada directamente por la empresa donde trabaja o es externalizada). Adicionalmente, se presenta la evolución del ingreso medio y per cápita de los hogares de la Región del Biobío.

En esta publicación se presentan cifras para la Región del Biobío, de acuerdo a la nueva División Político-Administrativa, es decir, sin Ñuble, que a partir de septiembre de 2018, pasó a ser una nueva región.

Ingresos de la población ocupada

Evolución ingreso medio mensual de los ocupados

El análisis de la evolución del ingreso medio mensual de los ocupados en la Región del Biobío da cuenta de su constante aumento y de las diferencias entre los ingresos percibidos por mujeres y hombres.

El ingreso medio de la región ha presentado un comportamiento creciente durante el período analizado, pasando de $305.578 en el año 2010, a $462.478 en 2018, registrándose en este último año un alza de 4,1% con respecto al 2017.

Es relevante destacar que las mujeres percibieron ingresos medios inferiores al de los hombres durante todo el período, desde $251.774 en 2010 hasta $392.366 en 2018, mientras que los hombres obtuvieron ingresos medios entre $343.129 en 2010 y $517.950 en 2018.

Se observó que el mayor aumento positiva del ingreso medio de los hombres se registró en el año 2013, cifra que subió en 9,8% respecto a 2012, en tanto, en las mujeres fue en 2017, con aumento anual de 13,4%.

En todo el período, la brecha de género en el ingreso medio ha sido en desmedro de las mujeres, siendo el año 2011 la mayor de ellas (35,0%), y la menor se produjo en 2017, siendo ésta de 22,6%.

En el año 2018, las mujeres obtuvieron un ingreso medio de $392.366 y los hombres de $517.950, es decir, la brecha de género del ingreso medio se ubicó en 24,2% en desmedro de las mujeres.

Ingresos por categoría ocupacional

Según categoría ocupacional, se puede observar que empleadores concentraron  los ingresos medios más altos, siendo entre 1,2 y 2,2 veces superior al de los asalariados del sector público, segunda categoría con mayor nivel de ingreso medio. Respecto al número de ocupados, empleadores no superó el 5,3% del total de ocupados. 

El ingreso medio de los asalariados del sector público fluctuó entre $406.376 y $674.951. En el año 2018, el ingreso medio de esta categoría presentó una disminución anual de 4,4%, alcanzando a $645.468. La proporción de ocupados de los asalariados del sector público se movió entre el 11,4% y 17,0%. 

En tanto, los asalariados del sector privado presentaron un comportamiento positivo a lo largo del período 20102018, quienes percibieron ingresos medios entre $313.019 y $479.606. La mayor variación anual del ingreso medio de los asalariados del sector privado se observó en el año 2013, con un alza de 8,7%. Asimismo, fue la categoría que representó la mayor población ocupada, superando en todos los años el 55,3%. 

En tanto, trabajadores por cuenta propia fue la segunda categoría con menor nivel de ingreso medio, oscilando entre $171.189 y $254.650, y es la segunda categoría con mayor proporción de ocupados, alrededor del 18,0%. 

Finalmente, personal de servicio doméstico es la categoría con menor nivel de ingreso medio, los cuales se han mantenido inferiores a los $200.000. Su participación no fue mayor al 5,9% del total de ocupados. 

Ingresos por nivel educacional

Al analizar los ingresos por nivel educacional del período 2010-2018, se observó una relación positiva y creciente entre el ingreso y el nivel educacional.

La población ocupada con estudios de postgrado percibió los ingresos medios más altos durante todo el período, seguido de las personas con educación universitaria. En el caso del nivel postgrado, se observó un comportamiento oscilante a lo largo del período. Se estimó que el menor ingreso medio de este nivel se presentó en 2013, con $843.387, y el mayor llegó a $1.858.952 en el 2016. Las personas con estudios de postgrado no representaron más del 1,9% de la población ocupada.

Por su parte, el ingreso medio de las personas con estudios universitarios presentó un comportamiento al alza, con excepción del año 2013, alcanzando un mínimo de $602.685 en 2010, y un máximo de $881.876 en 2018, con una proporción entre el 15,1% y el 18,5% de las personas ocupadas.

La mayor variación positiva del ingreso medio de los ocupados con educación universitaria se produjo en el año 2018, que aumentó 10,5% en comparación con el año anterior. 

Los ocupados con educación universitaria ganan entre 2,1 y 2,5 veces lo que ganan los ocupados con educación secundaria.

El ingreso medio de las personas ocupadas con educación técnica se ha mantenido relativamente estable a lo largo del período, con un mínimo de $339.981 en el año 2010, y un máximo de $485.295 en 2017. La proporción de ocupados para este nivel educacional fluctuó entre 11,2% y 15,0%. 

Por su parte, los ocupados con nivel educacional secundario y primario registraron los ingresos medios más bajos, no superando los $357.276 en el nivel secundario (la proporción de ocupados  osciló entre 42,0% y 47,5%) y $259.778 en educación primaria (cuya proporción de ocupados fluctuó entre  20,8% y 26,1%).

Ingresos de ocupados a tiempo parcial

En la Región del Biobío se observó un aumento gradual en el ingreso medio de las personas ocupadas a tiempo parcial durante el período 20102018, es decir, aquellas personas que trabajan entre 1 y 30 horas a la semana, de $131.089 en 2010, hasta $209.304 en 2018. 

La mayor variación anual de los ocupados con ingreso medio a tiempo parcial fue en el año 2013, incrementándose en 30,6%.

Durante todo el período analizado, con excepción del año 2018, los ingresos medios de los ocupados con jornada parcial voluntaria fueron superiores a los con jornada parcial involuntaria, siendo mayor en 1,0 y 1,7 veces.

Ingresos de los asalariados

Ingresos según existencia de contrato escrito

Al analizar el ingreso medio de los asalariados, se evidenciaron importantes diferencias dependiendo de si cuentan o no con contrato o acuerdo de trabajo escrito. De hecho, el ingreso medio de los asalariados  que cuentan con contrato escrito es entre 2,1 y 2,6 veces superior al de los asalariados cuyo acuerdo de trabajo es de palabra.

El ingreso medio para los asalariados con contrato escrito ha presentado un aumento sostenido a lo largo del período, desde $360.508 en 2010, a $550.145 en el año 2018, año donde se percibió el mayor nivel de ingreso medio, y exhibió un aumento de 2,1% respecto al año anterior.

En tanto, el ingreso medio de los asalariados con acuerdo de palabra ha obtenido cifras positivas en gran parte del período, con excepción de los años 2011 y 2013, alcanzando un mínimo de $158.564 en 2011, y un máximo de $256.027 en el año 2018.

Los asalariados con contrato escrito representaron entre el 83,7% y 89,3% de los asalariados en el período 20102018.

Ingresos según duración del acuerdo de trabajo

Entre los años 2010 y 2018, el ingreso medio de los asalariados cuya duración del acuerdo de trabajo es indefinida fue entre 1,2 y 1,5 veces más que el ingreso medio de los asalariados con acuerdo definido. Los asalariados con duración contractual indefinida representaron entre el 61,8% y 68,9% del total de asalariados.

El ingreso medio de los asalariados cuya duración del acuerdo de trabajo es indefinida, presentó aumentos anuales la mayor parte del período, sólo en el año 2013 registró contracción anual. El mayor ingreso medio se registró en 2018, alcanzando a $564.282, siendo 2,2% superior que el año anterior.

En tanto, para los asalariados con acuerdo definido, el ingreso medio osciló entre un mínimo de $273.296, registrado en 2012, y un valor máximo de $425.358, obtenido en 2018. La mayor variación positiva se observó en 2013, monto que aumentó en 19,2% respecto al año anterior.

Ingresos según relación contractual

Este tipo de relación contractual se refiere a si los asalariados son contratados directamente por la empresa donde trabajan, o si son asariados externalizados, es decir, corresponde a quienes trabajaron con un contrato o acuerdo de trabajo con un subcontratista de bienes o servicios, con una empresa de servicios temporales o suministradora de trabajadores o contratista agrícola o enganchador. 

Los asalariados contratados directamente por la empresa donde trabajan, concentraron más de la mitad de los asalariados de la región, alcanzando a 70,1% en 2018.

Se observó que, durante todo el período, el ingreso medio de las personas asalariadas contratadas directamente por la empresa donde trabajan presentó un comportamiento positivo, a excepción de 2012 que disminuyó en 4,6% respecto al año anterior. Estos ocupados percibieron ingresos medios entre $341.330 en 2010, llegando a $525.383 en el año 2018. 

Por su parte, el ingreso medio de los asalariados externalizados fluctuó entre $300.104 y $505.531. También se observó que el ingreso medio de los asalariados externalizados superó al de los asalariados contratados directamente en los años 2012, 2014 y 2015.

Ingresos de los hogares

Al analizarlos ingresos de los hogares de la región en el período 20102018, se observó una tendencia al alza, donde el mayor ingreso medio de los hogares se presentó en 2018, al totalizar $844.601, y el mínimo se obtuvo en 2010, con $608.568. 

Durante 2018, los hogares en Biobío obtuvieron ingresos totales de $844.601 en promedio al mes, lo que implicó un aumento de 3,3% respecto a 2017.

La mayor variación anual del ingreso medio de los hogares, en el período, se registró en el año 2015, experimentando un ascenso de 9,6%.

En cuanto al ingreso per cápita de los hogares se ha observado un crecimiento sostenido a lo largo del período, de $177.972 en el año 2010, llegando hasta $283.670 en 2018.

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notify of
Recommended
¿Cómo cuidamos a nuestros niñas y niños de todo lo…