Comunidad busca mayor incidencia en seguimiento de acuerdo de conciliación por contaminación del Lago Panguipulli

Integrantes de la Asociación de Consumidores y Usuarios Acoval de Los Ríos participaron en la Asamblea por las Aguas de Panguipulli.

El encuentro se realizó el sábado en el Espacio Trafkintuwe y reunió representantes de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos y Corporación Panguipulli Desarrolla 2046; dirigentes sociales de base y miembros de la Asamblea Territorial Plurinacional de Panguipulli, habitantes de Puerto Fuy y Cheuquen, entre otros.

La actividad surgió como respuesta ante la nula operatividad del Comité Técnico de Seguimiento, instancia encargada velar que los compromisos adquiridos por la Empresa de Servicios Sanitarios de Los Lagos S.A. (ESSAL) se cumplan.

Recordar que Essal y el Municipio de Panguipulli lograron un acuerdo de conciliación tras una demanda presentada por contaminación del lago con aguas mixtas, es decir, la mezcla de aguas lluvia y servidas en los alcantarillados.

El principal acuerdo de la asamblea fue redactar una propuesta a la Municipalidad de Panguipulli para dotar de mayor participación y real incidencia de la sociedad civil y expertos independientes en el Comité Técnico de Seguimiento. “Queremos que sirva como comité de fiscalización y monitoreo respecto de la sentencia que tiene que cumplir ESSAL”, dijo Karla Amsteins, integrante de la Comisión Agua de la Asamblea Plurinacional Territorial de Panguipulli.

Añadió que buscan dotar al Comité Técnico de Seguimiento mayor poder de fiscalización. “Que pueda, en cierto sentido, aumentar los criterios de fiscalización. La idea es poder tener incidencia y que la opinión de cómo abordar la falta de cumplimiento de la sentencia o abordar los temas de reparación del daño”, afirmó Amsteins.

En representación de Acoval estuvo presente Jesús Eugenio, quien expuso sobre la colaboración que prestó la asociación a los vecinos de Máfil para lograr que en agosto de 2018 la empresa Essal ejecutara un plan de mitigación tras las reiteradas de denuncias por mal olor y sabor, exceso de sarro y cloro, turbiedad y presencia de residuos en el agua potable.

“Gracias a la presión de la comunidad organizada, Essal no tuvo más remedio que invertir en mejorar el servicio. La empresa realizó el lavado de redes, construyó un nuevo estanque de regulación de 200 metros cúbicos, instaló seis filtro de purificación y cambió parte de la tuberías de asbesto cemento, las cuales son sindicadas por algunos estudios científicos como posibles causantes de cáncer gástrico”, explicó Eugenio.

0 0 vote
Valoración del artículo
Suscríbete
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x