Abordan crisis nacional desde las comunicaciones: “Es complicado lograr credibilidad cuando se han roto tantas realidades”

En un evento abierto a la comunidad, titulado “Conversatorio de Medios de Comunicación y Conflicto Social”, se reunió durante la mañana del pasado jueves a destacados profesionales en torno a un objetivo común: entregar una mirada regional y crítica a la labor del comunicador antes, durante y después del estallido.

Rodrigo escobar / Sur Actual.- Desarrollada por el área de comunicación del Instituto Profesional Santo Tomás Concepción y moderada por el periodista Williams Gómez, la instancia sirvió para contrastar el acontecer actual con episodios similares en la historia de Chile.

El jefe de carrera de Comunicación Audiovisual Digital de Santo Tomás y organizador de la ponencia, César Valdivia, aseguró que “estas instancias son sumamente necesarias porque se dan a conocer distintos puntos de vista y opiniones”.

“Creemos que la sociedad se construye entre todos. Por lo mismo, consideramos que los espacios de diálogo son necesarios”, destacó.

Más allá, se prestó para reconocer la complejidad del contexto nacional, analizar las fallas del periodismo y de la cobertura mediática, y proponer posibles soluciones para encauzar la profesión hacia el trabajo ético, la ecuanimidad y la búsqueda de la imparcialidad.

Los participantes del conversatorio señalaron la necesidad de volver a las herramientas esenciales de la profesión: confirmación, chequeo, pensamiento crítico, trabajo en terreno, búsqueda de datos y empatía, habilidades que, en esencia, ayudarían a separar la información suelta de la noticia como tal, diferenciando el simple relato del reporteo serio, para poder recuperar la perdida confianza de las personas.

 

“Es complicado lograr credibilidad cuando se han roto tantas realidades”

Guillermo Salgado, galardonado reportero gráfico y uno de los expositores, concretó que “la problemática que hay por estas fechas y los conocimientos que deben aplicarse para abordarla influye en cómo se trabaja y se despacha”.

Así, Salgado se refirió a la división que, desde mediados de octubre, se volvió todavía más visible entre los chilenos, y que afectó negativamente la confianza de la gente.

“Entre las redes sociales y los medios tradicionales, entre las movilizaciones y los saqueos”, el reportero gráfico afirmó que “Es complicado lograr credibilidad cuando se han roto tantas realidades”. “No nos permite ser más empáticos y la gente ya no cree en casi nada”, acotó.

Por su parte, desde una mirada local como periodista de TVU, Fernanda Uribe señaló que entre canales nacionales y regionales “es muy diferente la lectura y la cobertura que se la ha dado a los hechos que han pasado en las últimas semanas en nuestro país”.

Finalmente, Uribe relevó la mirada que ha tenido el periodismo en regiones al tomar el movimiento social como un pilar fundamental, sin criminalizarlo, pero sin tampoco “obviar las situaciones de violencia y los incidentes que se han desarrollado”.