Gobierno aprueba $2000 millones para reparación de infraestructura pública dañada en comunas de la Región del Biobío

El intendente Sergio Giacaman dio a conocer hoy las cifras aprobadas por el Gobierno para labores de reparación de infraestructura pública que ha resultado dañada tras el estallido social en comunas de la región.

En esta primera etapa, los recursos comprometidos superan los $2000 millones de pesos, provenientes de fondos del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) y de la Subsecretaría Regional de Desarrollo (Subdere).

En la plaza Independencia, Giacaman contó que a principios de noviembre se conformó un equipo para abordar los daños en infraestructura pública, compuesto por representantes de la Subdere y las carteras de Vivienda y Obras Públicas, entre otros, para definir un catastro de los daños.

“Hecho eso fuimos a Santiago y le presentamos a la Subdere el monto preliminar, y definimos los canales y metodologías para que los municipios presentaran sus solicitudes. Nos acompañaron el presidente (regional) de la Asociación de Municipalidades, Audito Retamal, y los alcaldes de Concepción, Álvaro Ortiz, y Chiguayante, José Antonio Rivas, con quienes sostuvimos, además, reuniones con otros ministerios”, detalló el intendente.

Tras esas gestiones, hubo buenas noticias. Al respecto, anunció: “Hoy contamos con la aprobación de $2.000 millones de pesos para procesos de reconstrucción de infraestructura pública dañada; $560 millones provenientes de la Subdere y $1.450 millones del Minvu”. 

Julio Rodríguez, jefe de la Unidad Regional de Subdere, explicó que la Subsecretaría ya tiene aprobados $560 millones de pesos, asignados a 12 proyectos de reparación en Concepción, pero que aún hay una decena más de postulaciones en la comuna que se encuentran en tramitación, por lo que los recursos deberían aumentar en las próximas semanas.

“Tenemos postulaciones por $1.600 millones de pesos en la Región, de los cuales sólo en Concepción, la comuna con mayores daños, las postulaciones aspiran a un monto de $1.200 millones de pesos. También se encuentran postulando a fondos de reparación las comunas de San Pedro de la Paz, Chiguayante, Tomé y Hualpén. El resto de los municipios aún no ha participado, y esperamos que en los próximos días suban sus postulaciones al portal a través de la línea para Programas de Mejoramiento Urbano (PMU)”, recalcó Rodríguez.

Luz verde para los semáforos

Por su parte, James Argo, seremi de Vivienda y Urbanismo de la Región de Biobío, informó que desde su cartera ya se han asignado alrededor de $1.450 millones, en coordinación con el MOP y la Subdere, que hasta ahora se han concentrado en reparaciones de emergencia en calles y aceras del centro penquista, como el parchado en sectores donde se extrajeron los adocretos. “Ahora viene con fuerza la reparación de los espacios públicos, las plazas y las vialidades. Nos vamos a hacer cargo de los 46 puntos de semáforos caídos o en malas condiciones”.

En el caso de los semáforos, Argo explicó que los semáforos tienen tiempos distintos, por sus características técnicas. “Hay varios puntos de semáforos que se han levantado, pero simplemente desde el punto de vista de la funcionalidad, no están sincronizados o no tienen la infraestructura requerida por norma para funcionar adecuadamente, y nosotros nos vamos a hacer cargo de esa segunda etapa probablemente en el mes de enero”, precisó.