Programa Abriendo Caminos UST atendió a más de 80 familias en Valdivia

“Este programa me ha ayudado en todo sentido”, es así como inicia su testimonio Juana Pichipil, integrante del Programa Abriendo Caminos, ejecutado la Universidad Santo Tomás de Valdivia y financiado por el Ministerio de Desarrollo Social de Los Ríos, donde se han visto beneficiados 150 niños, niñas y adolescentes de 80 familias que comenzaron este programa en el 2017.

“Este programa llegó en un momento preciso. Me enteré de él, y ha sido maravilloso todo lo que he vivido, porque me han capacitado laboralmente, y he recibido apoyo para mi familia” sostuvo, mientras que Elia Maldonado destacaba la importancia de sentirse apoyada. “Participamos de esto felices porque realmente nos ha ayudado. Por ejemplo, que nos celebren el día de las mamás en un salón de belleza, o que nos ayuden en las áreas laborales, educativas, y psicológicas”.

Abriendo Caminos

Abriendo Caminos es una estrategia de promoción y protección social dirigida a niños, niñas y adolescentes de 0 a 18 años que tienen un adulto significativo privado de libertad. Su objetivo, es apoyarlos y mitigar los efectos psicológicos, familiares y sociales que puede provocar esta separación.

Es así como entonces, el programa ofrece acompañamiento para las familias, trabajando directamente con un equipo multidisciplinario y profesional que les ayuda en las áreas psicosocial y sociolaboral. Son 24 meses los que se acompaña a estas familias, durante los cuales el equipo detecta las fortalezas, capacidades, necesidades y recursos de cada núcleo familiar.

Otra beneficiaria, Marta Navarro, indica que “he pasado etapas difíciles y aquí han estado apoyándome en todo lo que se pueda. Mi experiencia con este programa ha sido muy buena. Me enseñaron a insertarme laboralmente y han apoyado con talleres a nuestros hijos, todo relacionado al área psicosocial y a vincularnos aún más entre la familia”. También, algunos niños y niñas reciben talleres o tutorías después de clases, reforzando ciertas materias del colegio.  

Reforzando áreas

Las áreas que este programa trabaja son las de salud, educación, protección de derechos, relación familiar, acceso a redes, trabajo, filiación parental y espacios de entretención para disfrutar en familia.

En concreto, la iniciativa permite la realización de una serie de talleres, cuyos componentes son el sociolaboral y componentes parentales. En el primero, se fortalecen herramientas de trabajo, y autonomía que permiten una mejor incorporación al mundo laboral; y los talleres parentales que se realizan durante el año están destinados principalmente a los cuidadores principales de los niños, niñas y adolescentes. 

Toda esta labor, se complementa con actividades como la celebración del día del niño, la pascua del conejo, día de las madres, y navidad.

Además, se realiza un acompañamiento personalizado a los niños niñas y adolescentes para favorecer su desarrollo en las mejores condiciones posibles y a manejar de manera adecuada situaciones de riesgo que puedan enfrentar.

Con ello, los niños, niñas y adolescentes, llevan a cabo sesiones periódicas de forma lúdica, donde, por ejemplo, se les hace conciencia y promoción de sus derechos. También son estimulados en el desarrollo de hábitos saludables, que implica asumir responsabilidades personales y familiares, se trabaja el manejo de emociones y se favorece el vínculo con su cuidador.

En este caso, si es necesario el apoyo de un profesional especializado, se dispone de uno para que trabajen en su beneficio.

Casandra Manque, beneficiaria, señala que “a mí me hicieron un acompañamiento sociolaboral y me ha servido mucho. Hemos tenido la experiencia de conocer cuáles son las redes de apoyo, y nos han ayudado con los proyectos para aprender a postular y conseguir financiamiento, en mi caso, estoy trabajando en uno que tiene que ver con productos de huerta”.

La labor interdisciplinaria de los profesionales y académicos de Santo Tomás en Valdivia, permiten la atención gratuita de los beneficiaros del programa en el Centro de Atención Profesional, en las áreas de terapia ocupacional, derecho, servicio social, psicología, nutrición y dietética. Todo ello con el importante apoyo de los estudiantes que acompañan el programa, bajo la supervisión de los docentes.

Ceremonia de certificación

Durante la ceremonia de cierre de la convocatoria 2017, donde los beneficiarios fueron certificados por su participación y compromiso en el programa, la rectora de la casa de estudios, Laura Bertolotto, expresó “estamos contentos y orgullosos de los egresos de estas familias, porque han tomado las competencias laborales y psicosociales que esta iniciativa pone a disposición, para convertirlas en herramientas que les permiten mejorar su calidad de vida”.

“Pero también tenemos claro que esto implicó un gran desafío; mucho esfuerzo de nuestros profesionales; la entrega desinteresada de nuestros estudiantes que se suman apoyando las actividades y lo más importante el compromiso de las familias”

Por su parte, la directora del programa, y directora de la carrera de Psicología, María Cecilia Vegas finalizó señalando que “es importante darnos cuenta del impacto que tiene el apoyo y acompañamiento. Tuvimos muchos comentarios muy positivos, donde nos destacan que sienten ese apoyo e inserción laboral gracias a los talleres. Han participado en actividades que hace que se hayan desarrollado a nivel educativo, social y de esparcimiento”.