Propietarios forestales de Aysén avanzan en producción de dendroenergía mediante tecnificación

Coherente con los avances en materia de manejo sustentable del bosque nativo, el Ministerio de Agricultura, a través de CONAF, y el Gobierno Regional de Aysén han desarrollado la tercera versión del Programa Transferencia en Manejo de Bosque Nativo, como eje productivo Dendroenergía.

Entre las últimas actividades destacan un Día de Campo en el sector Pedregoso-Lago Largo, comuna de Coyhaique, donde se analizaron maquinarias para la producción dendroenergética, es decir, que sirven como energía o combustible.

Se trata de motohuinches, motosierras, cono astillador, picadora hidráulica, aserradero portátil, y ensacadora manual, que permiten aprovechar desechos del bosque y cortar, trozar, picar, secar y ensacar insumos destinados a calefacción o cocción de alimentos.

El propietario del predio José Vidal agradeció el trabajo en terreno. “Yo pienso que este programa debería ser más extenso, la región es grande, personas como yo somos muchas y hay desconocimiento de cómo hacer un buen uso del bosque. Gracias a los profesionales de CONAF estamos mejorando y cuidando el medioambiente”, destacó.

John Galindo de La Paloma valoró también la capacitación en terreno. “Se aprovecha mejor la madera, no sólo sacar la leña, que es lo que yo hago. Da una idea más amplia del rubro maderero o forestal. Harto aporte de CONAF hacia la gente”, señaló.

El Día de Campo también contempló recomendaciones relevantes de seguridad como cumplir los procedimientos de trabajos normalizados y seguros de cada máquina según manual de uso y mantenciones; antes de operar verificar siempre el estado de los equipos, herramientas y elementos de protección; no intervenir máquinas en movimiento; usar elementos de protección personal como guantes, bototos y casco, revisar periódicamente herramientas y equipos de trabajo. 

El Programa Transferencia en Manejo de Bosque Nativo y Dendroenergía ha involucrado 275 familias campesinas de Puerto Cisnes, La Tapera, Aysén, Coyhaique, Río Ibáñez, Puerto Guadal y Mallín Grande, apoyadas con elaboración de planes de manejo, capacitaciones, marcaciones, seguimientos, días de bosque, formulación de proyectos, estudios de costo de producción y rendimiento de dendroenergía y levantamiento de información técnica y comercial.