Denuncia realizada a través de redes sociales permitió detener tráfico de residuos peligrosos en Puerto Chacabuco

Gracias a la investigación se logró la incautación de seis barriles contenedores de desechos de hidrocarburos, logrando contener un foco de contaminación en Puerto Chacabuco.

El pasado viernes 03 de enero de 2020, detectives de la Brigada Investigadora de Delitos contra el Medioambiente y Patrimonio Cultural (BIDEMA) Aysén detuvieron a un sujeto por el delito flagrante de tráfico de residuos peligrosos, infringiendo el artículo 44 de la Ley Nº20.920.

A raíz de una denuncia realizada a través de redes sociales que daba cuenta del movimiento de recipientes contenedores de residuos peligrosos, en este caso hidrocarburos, al interior de una bodega ubicada en el sector de Ensenada Baja en Puerto Chacabuco, detectives de la unidad especializada realizaron el análisis de los antecedentes, junto a diversas diligencias investigativas, concurriendo al lugar de los hechos denunciados junto a un equipo multidisciplinario compuesto por detectives, peritos del Laboratorio de Criminalística Regional Coyhaique y un funcionario del Servicio de Acción Sanitaria Aysén.

Luego de una inspección del sitio del suceso se constató una gran cantidad de tinetas y barriles contenedores de hidrocarburos, “el imputado, incumpliendo la reglamentación sobre el almacenamiento de residuos peligrosos, mantenía en su propiedad barriles con hidrocarburos los que al ser trasladados sin las medidas de seguridad dispuestas y los elementos indicados eran derramados en el suelo, provocando un grave daño en el medio ambiente”, señaló el jefe de la BIDEMA Aysén, comisario Claudio Reyes Reyes, confirmando que ante esta situación se procedió a su detención en flagrancia.

Gracias a la investigación de la unidad especializada se incautaron seis barriles contenedores de desechos de hidrocarburos, con capacidad para 208 litros cada uno, logrando contener un foco de contaminación en Puerto Chacabuco.

“Logramos el esclarecimiento de los hechos denunciados y contener un foco de contaminación para minimizar el impacto ambiental en este tipo de prácticas que afectan tanto la salud como el medio ambiente”, puntualizó el jefe de la unidad especializada, haciendo un llamado a una gestión de residuos responsable y dar cumplimiento a las medidas que establece el Ministerio de Salud para estos casos. “Las personas que se dedican a esto deben dar cumplimiento a la normativa, ya que a través de una mala manipulación o la inexistencia de medidas de seguridad en el traslado existe el riesgo que estos líquidos puedan caer al suelo y contaminar el medio ambiente”, finalizó el comisario Reyes.

Todos los antecedentes fueron puestos a disposición de la Fiscalía Local de Puerto Aysén, donde el ente persecutor instruyó que el imputado quedara apercibido al artículo Nº26 del Código Procesal Penal, a la espera de su respectiva formalización.

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notify of