Intendente Giacaman hizo un llamado a no entorpecer la labor de bomberos y brigadistas en el combate de incendios

Tras sostener el Comité Operativo de Emergencia (COE) la máxima autoridad recalcó la importancia de proteger a las personas y sus viviendas.

Cinco comunas de la región del Biobío, están siendo afectadas por incendios forestales, específicamente Chiguayante, Curanilahue, Hualqui, Santa Juana y Yumbel, decretándose alerta roja debido a la afectación y el peligro para las personas.

Al respecto y luego de liderar el Comité Operativo de Emergencia (COE) el Intendente de la región, Sergio Giacaman señaló que “la prioridad número uno del combate de incendios tiene que ver con el resguardo de las personas, sus viviendas y la menor afectación de territorio, ahí la estrategia es que los recursos aéreos combaten y los bomberos colaboran y resguardan la integridad de las personas. Bomberos y personal de Conaf y de las distintas empresas han tenido un desempeño muy importante y por supuesto queremos agradecer su labor”.

Además, la autoridad lamentó las cerca de 40 hectáreas que se han consumido por el fuego en la Reserva Nonguén, y aseguró que se realizarán todos los esfuerzos para proteger las especies nativas y la fauna del lugar.

El fuego ha consumido 532 hectáreas en Chiguayante, 430 en Santa Juana, 250 en Hualqui y 70 en Curanilahue.

El Director regional de Conaf, Juan Carlo Hinojosa, destacó el apoyo de otras regiones, quienes enviarán brigadas de refuerzo en las próximas horas. “En Chiguayante no hemos podido dar por contenido el incendio, sin embargo contuvimos objetivos que nos hemos trazado para ir avanzando.

En forma inédita tuvimos una cantidad importante de aeronaves a temprana hora, lo que significa haber puesto a disposición una gran cantidad de agua para contrarrestar las condiciones que enfrentamos, eso significaba contener el incendio que iba a ingresar de forma muy agresiva a la reserva Nonguén y avanzar hacia Concepción y ese objetivo se logró.

Además estamos preparando el arribo de brigadas de otras regiones del país, por lo tanto estamos con un contingente adicional que ha sido muy importante, por eso queremos dar las gracias a todas las instituciones que nos han colaborado y afortunadamente hemos logrado una coordinación significativa en los puestos de comando, queremos dar tranquilidad a la ciudadanía de cuidar la integridad de las personas”, afirmó.

Los distintos municipios, en coordinación con Onemi, dispusieron de albergues en zonas seguras para las personas que puedan ver amenazadas sus viviendas. Si bien solo en Curanilahue resultaron destruidas dos viviendas deshabitadas, hubo vecinos en las distintas comunas afectadas que se auto evacuaron durante la jornada.

El Director de la Onemi Biobío, Alejandro Sandoval, afirmó que “estamos con una alerta amarilla por incendios forestales para la provincia y cuatro comunas con alerta roja, afortunadamente no tenemos que lamentar personas afectadas por los incendios”.