Dictan veredicto condenatorio contra autores de secuestro y homicidio frustrado en la comuna de Lota

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Concepción dictó este martes 25 de febrero veredicto condenatorio en contra de María José Herrera Herrera, Krishna Aracely Araya Muñoz, Jorge Eduardo Rivas Aguilera y las adolescentes G.S.M.B. y E.O.O.P, en calidad de autores del delito consumado de secuestro.

Además, el tribunal condenó a las cuatro mujeres como autoras del delito frustrado de homicidio simple; y a Rivas Aguilera en calidad de cómplice. Ilícitos perpetrados en junio del año pasado, en la comuna de Lota.

En fallo unánime (causa rol 10-2020), el tribunal –integrado por los magistrados Ana María Hernández Hulín (presidenta), Gonzalo Díaz González y Milena Ubilla Carvajal (redactora)– tras la deliberación de rigor, dio por acreditado tanto la ocurrencia de los delitos como la participación culpable de los acusados en los ilícitos respectivos.

La audiencia de lectura de la sentencia –que será redactada por la magistrada Ubilla Carvajal– quedó programada para las 13.30 horas del próximo viernes 6 de marzo.

El tribunal arribó a la convicción, más allá de toda duda razonable, que alrededor de las 19.45 horas del 22 de junio de 2019, la víctima J.C.P.P. de 20 años de edad, fue convocada -mediante engaños- por la adolescente G.S.M.B. a la plaza ubicada en el sector Fundición de la comuna de Lota.

Momentos después llegó al lugar un vehículo manejado por Rivas Aguilera, del cual descendieron Krishna Araya, María José Herrera y E.O.O.M., quienes amenazaron a la víctima con un cuchillo y, mediante la fuerza, la subieron al asiento trasero del móvil.

En dicho posición, mientras recorrían la comuna, la golpearon en el rostro y cabeza, maniataron, cortaron el pelo y quemaron sus pestañas, hasta llegar hasta el sector de las Compuertas de Colcura.

En dicho lugar, en un camino rural, hicieron descender a la víctima y continuaron con las agresiones, le cortaron la ropa y su cabellera para, posteriormente, impregnarla con un líquido acelerante y prenderle fuego.

Ante ello, J.C.P.P. huyó con las manos atadas y se lanzó a un riachuelo que se hallaba en las cercanías logrando salvar su vida; en tanto, los malhechores huyeron en el vehículo en que se movilizaban. Producto de la agresión la víctima sufrió quemaduras en la zona torácica, espalda, brazos y manos

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notify of