Atención odontológica en el contexto del coronavirus

Las pautas de actuación en el ámbito odontológico en el contexto de la enfermedad COVID-19 asociada al Coronavirus SARS-CoV-2, han ido actualizándose en función de la fase de la pandemia en la que nos encontramos, que son convenientes dar a conocer a la población, y que la Sociedad Chilena de Salud Pública Oral se ha encargado de recopilar en una serie de recomendaciones que deberían ser una guía a seguir en este momento.

La saliva es la vía más frecuente de transmisión en humanos, y puede replicarse de manera abrupta y progresiva en las vías aéreas superiores, pudiendo diseminarse por el aire aun cuando no se presenten síntomas, a diferencia de otros virus como el SARS.

Esto hace que el colectivo de odontólogos y odontólogas, así como asistentes dentales estén altamente expuestos a contraer y difundir la enfermedad debido a la gran cantidad de aerosoles mezclados con saliva que generan muchos de los procedimientos que se realizan en la boca de un paciente.

Cabe recordar que durante una atención dental es imposible mantener una distancia mayor a un metro. Es por ello que se ha recomendado suspender las atenciones odontológicas no urgentes y en caso de requerirse una atención inmediata, se requiere extremar las medidas de bioseguridad y uso de elementos de protección personal.

Para esto es importante que los pacientes llamen previamente a la consulta para que se pueda valorar la gravedad e inmediatez de la atención, para poder planificar la atención y también garantizar que exista una distancia con otros pacientes en la sala de espera.

Es importante también conocer que las urgencias odontológicas ambulatorias se encuentran definidas por el GES y corresponden en resumen a dolor dental, infecciones y traumatismos dentoalveolares.

El paciente debe comunicar en la clínica si ha tenido fiebre en los últimos 14 días, padece de síntomas respiratorios, si ha viajado a países de riesgo en los últimos 14 días y/o ha estado en contacto con otros posibles casos confirmados.

Además, se comprobará su temperatura, así como la de los acompañantes en caso que sea estrictamente necesario que acompañen al paciente al box, como en el caso de los niños.

Es de gran importancia asumir responsablemente cada caso, tanto desde la perspectiva profesional como desde la del paciente, para evitar contagios que pongan en riesgo a los involucrados y a la comunidad en general.

0 0 vote
Valoración del artículo
Suscríbete
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x