Las claves para entender cómo funcionará la nueva Ley de Teletrabajo en Chile

El senador Kenneth Pugh explicó los alcances y desafíos que plantea la modalidad a distancia aprobada aprobada recientemente por el Congreso para evitar que el coronavirus continúe avanzando en el país y el empleo no se vea golpeado por esta pandemia global.

La campaña de aislamiento o distanciamiento social en el contexto del estado de catástrofe producto del coronavirus, obligó a cientos de empresas a evaluar y finalmente adoptar la modalidad de Teletrabajo. Sin embargo, esta decisión inesperada trajo consigo una seria de inquietudes sobre cómo operará la nueva ley.

Ante esta nueva realidad laboral del país, el senador independiente (RN) por la Región de Valparaíso, Kenneth Pugh, y un impulsor del teletrabajo, afirmó que “este mecanismo imponía varios desafíos, uno de ellos es su regulación, la cual quedó zanjada tras la promulgación de la ley por parte del Presidente Piñera”.

Según el parlamentario y experto en transformación digital, uno de estos retos se relaciona con el derecho a la desconexión, es decir, “tomar todas las medidas necesarias que permitan que el trabajador goce de tiempos en los cuales no estará obligado a responder comunicaciones, órdenes u otros requerimientos de su empleador”.

De acuerdo al senador Pugh, “también quedó definido el lugar donde se realizará la jornada de teletrabajo” y en cuanto al servicio para conectarse a la red, el legislador advirtió que “el internet también es un factor a considerar. Como las personas estarán en su casa, es importante que cuenten con este servicio en el hogar. Si es que no cuentan con acceso el empleador debería dar las facilidades para solucionarlo. Lo mismo debe ocurrir con el equipo computacional para el trabajo”.

Ciberseguridad y coordinación

Una arista no menor del teletrabajo son los estándares de comodidad pero también de ciberseguridad que son prioritarios. Es importante tener claridad de cuál es la mejor forma de trabajar desde casa y qué medidas son necesarias para hacerlo de manera confiable sin sufrir algún ciberataque o hackeo.

Al respecto, Pugh enfatizó que “esto puede sonar muy obvio, pero nunca está de más recordar que no se debe abrir correos que tengan una procedencia u origen extraño.

Tampoco es adecuado leer e-mails que prometen premios extraordinarios o piden claves o información personal para acceder a su contenido.

Es recomendable que el computador que ocupemos para el trabajo lo usemos solo para este fin, ya que si permitimos que cualquiera en la casa ocupe el PC este usuario puede ser víctima de hackeo”.

Al finalizar, Pugh, quien es especialista en ciberseguridad, remarcó lo fundamental que es la coordinación con la jefatura para el correcto desarrollo del teletrabajo.

“Es importante tener una planificación diaria con los jefes que incluya metas y objetivos de acuerdo a las tareas o proyectos que se tengan. En esto la comunicación es fundamental, la idea es que este trabajo remoto tenga el mismo valor que el que se realiza en el puesto tradicional para que a fin de mes no existan inconvenientes o cuestionamientos a la labor realizada”, reparó.